Connect with us

Hola, qué estás buscando?

ECONOMÍA

Primer semestre de Javier Milei: los salarios formales en la Argentina se desplomaron un 14,9%

El salario mínimo, vital y móvil experimentó una reducción aún más drástica en la Argentina, alcanzando un 28,8%.

Argentina

Un reciente informe privado reveló que los salarios formales en la Argentina han sufrido una caída del 14,9% en términos reales durante los últimos seis meses. Este descenso se produjo tras la devaluación del Gobierno de Javier Milei el 13 de diciembre 2023, que hizo que el dólar se disparara un 118,3%, lo que desencadenó una fuerte inflación.

De acuerdo a datos del estudio del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), aunque la recesión ayudó a frenar el alza de precios, las negociaciones salariales no lograron compensar completamente las pérdidas sufridas. «En este contexto, algunas negociaciones paritarias lograron recuperar parte de lo perdido, lo que se refleja en un leve repunte relativo en el promedio», señala el informe.

El impacto inflacionario fue particularmente severo en diciembre y enero, meses durante los cuales los salarios reales se desplomaron un 21,3%. Los sectores más vulnerables, especialmente aquellos cuyos gastos principales son en alimentos y bebidas, se vieron gravemente afectados, con aumentos en estos rubros que superaron el 65% en los últimos tres meses de 2023 y los dos primeros de 2024.

El salario del sector público fue el más afectado en la era Milei

Otro de los segmentos más afectados fue el sector público con una caída del 21,3% en el poder adquisitivo de sus trabajadores, en contraste con una reducción del 11,2% en el sector privado. Esta diferencia se traduce en una disminución promedio del 14,9% para el semestre.

Además, el salario mínimo, vital y móvil experimentó una reducción aún más drástica, alcanzando un 28,8% de pérdida entre noviembre de 2023 y mayo de 2024. Actualmente se ubica en los $234.315,12.

Desde el inicio del gobierno de Alberto Fernández, en comparación con noviembre de 2019, los ingresos reales de los trabajadores formales han retrocedido un 24,2% (y un 32% si se mide en términos de alimentos). En detalle, los trabajadores del sector público han visto una contracción cercana al 30%, mientras que los del sector privado han experimentado una disminución del 20,9%.