Connect with us

Hola, qué estás buscando?

POLÍTICA

Video: Victoria Villarruel mandó callar a una senadora K en plena exposición de Nicolás Posse

Además, el también senador K Oscar Parrilli confundió al extinto Italpark con el Central Park de Nueva York.

Victoria Villarruel






La vicepresidenta de la Nación y titular del Senado de la Nación, Victoria Villarruel, protagonizó este miércoles una de las perlitas virales durante la exposición del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, ante la Cámara alta. El ministro coordinador estaba desarrollando su primer informe de gestión, cuando en un momento, Villarruel mandó callar a la senadora nacional ultra K Anabel Fernández Sagasti.

Tras la disertación de Posse, el funcionario se aprestó a responder las preguntas de los camaristas. En este contexto, Villarruel le pidió silencio a la mendocina: “Senadora Fernández Sagasti, la escucho hasta acá. No me quiero imaginar el ministro”, manifestó. “Tratemos de no cuchichear y de no estar con los rumores constantemente”, agregó la vice con la mirada al bloque K que acapara el grueso del encuentro, ya que casi todos sus senadores se sumaron a la lista de oradores.

Otra de las perlitas de la jornada la protagonizó el también senador nacional K Oscar Parrilli. “¿Qué piensan hacer con Tecnópolis, que fue un centro de demostración de ciencia, tecnología y arte?”, preguntó la mano derecha de Cristina Kirchner. Y añadió: “Por lo que me enteré, lo están transformando en un parque de diversiones. Va a volver el Central Park”, añadió, confundiendo el espacio público de Nueva York, Estados Unidos, con el desaparecido Italpark de la Ciudad de Buenos Aires.

Algunas definiciones de Posse ante el Senado

Nicolás Posse explicó este miércoles el cierre del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), los recortes presupuestarios en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y el presupuesto universitario. Lo hizo durante el primer tramo de la ronda de preguntas y después de exponer el informe de gestión ante los miembros de la Cámara alta.

Según explicó Posse, el Inadi “contaba con un presupuesto de 2.800 millones de dólares al año, gastando 8 millones de pesos en alquiler con 400 empleados, pero tenía 7.000 expedientes sin tramitar”. En referencia al Incaa, argumentó: “Si bien tenía un ingreso proveniente del precio de las entradas y otros mecanismos, lo que generaba 12 millones de dólares al año, tenía un déficit adicional de 4 millones que solventaba el Estado Nacional”.

Para Posse, de 176 películas que financió el año pasado el instituto, dos de ellas tuvieron “uno y cuatro espectadores” -en todo el tiempo de exhibición- y “otra cinco”. “Otras 12 películas no llegaron a los 100 espectadores, cien no alcanzaron los 1.000 y, solo cinco, superaron los 6.000 sin llegar a los 8.000”, agregó el funcionario nacional.

Con respecto al presupuesto universitario, señaló que el Gobierno nacional acordó con las “universidades levantar la emergencia”. “Se estaba afrontando un 70% en marzo y un 70% en mayo, también se hizo un adicional para los hospitales universitarios”, sumó. “Entendemos que la educación pública es un derecho y que auditar los gastos, financiados con fondos de todos los argentinos, es una obligación”, reflexionó Posse.

Advertisement