«Mi mamá después de ser golpeada entraba ensangrentada a buscarnos en el colegio», confesó una famosa

Muchos famosos antes de tener la vida que se conoce mediáticamente pasaron por momentos durísimos. Incluso hay quienes batallaron durante años antes de convertirse en figuras exitosas. Karina La Princesita es una de ellas, la cantante vivió una infancia muy difícil y un inicio de carrera dramático. Así lo reveló recientemente en una entrevista con la revista Pronto.

Si bien hoy es dueña de su carrera musical (ya no posee productores) y se abrió camino entre las estrellas del país (ya que forma parte del elenco de Siddartha, de Flavio Mendoza, y debutará en el Bailando 2019), Karina no la tuvo fácil. «No fue una infancia fácil porque en casa había mucha violencia doméstica. Prefiero no ahondar pero fue muchísima y gravísima», confesó la blonda.

«Intuyo que parte de ser tan tímida se debe a eso. Crecí con mucha vergüenza», reflexionó. Y aseguró: «Compañeros míos de colegio fueron testigos de algunas situaciones, quizás entraba mi papá como loco a decirnos cosas graves o muchas veces mi mamá después de ser golpeada, entraba toda ensangrentada a buscarnos al colegio. Eso me provocaba mucha vergüenza».

«Crecí con vergüenza y encima nunca pudimos tener una casa porque mi mamá trabajaba todo el día y con lo que ganaba, solo le alcanzaba para alquilar una piecita chiquita, donde vivíamos con mi mamá y mi hermano. Ahí adentro estaban las camas, una cocina chiquitita y el baño. Eso me daba vergüenza, siempre ocultaba dónde vivía y decía que mi casa era la que estaba al lado», detalló.

Entonces, le consultaron por el episodio violento que vivió en el verano con su hermano durante su estadía en Córdoba por la temporada teatral. «Está todo bien. Entre familia es normal que haya problemas, aunque no justifico nunca la violencia. Hay que aprender a aceptar al otro, ayudarse», respondió la mediática.

«Todavía igual no pude tener una charla con él a solas y aclarar las cosas», confesó más adelante. «Lo vi en el velatorio cuando falleció mi abuela y él hacía chistes sobre lo del verano pero lo importante es que reconoció su error», concluyó la famosísima vocalista.

Por otro lado, en diálogo con Polino Auténtico por Radio Mitre, Kari habló de las dificultades que tuvo con los hermanos Serantoni, sus antiguos productores. «Me costó mucho enfrentarme a gente poderosa en el género en el que estoy y decir ‘yo no quiero’. Para muchos fue chocante porque lo que todos creían era que yo no quería hacer bailantas, y no es eso. Lo que yo no quería era ganar dos pesos y romperme toda la noche trabajando porque hacíamos entre 8 a 10 shows por noche», reveló.

«Tenías que hacer una especie de piquete para ver si te subían unos pesos más. Esto de rebelarme fue un poco por eso, por lo económico y por hacerme valer como artista y como persona. Conmigo fue así hasta que propuse trabajar a mi manera, yo quería hacer menos shows y cantar más tiempo. Los hermanos Serantoni no querían y por eso me fui. Podía haber hecho juicio, fueron años de trabajo en negro, pero elegí seguir mi camino sin rencores», concluyó La Princesita.

<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/05/06/mi-mama-despues-de-ser-golpeada-entraba-ensangrentada-a-buscarnos-en-el-colegio-confeso-una-famosa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-06T13:06:25-03:00">mayo 6, 2019</time></a>