debora perez volpin

Caso Débora Pérez Volpin: el último peritaje encontró un dato revelador

Se aportaron nuevos detalles sobre el dispositivo con el que le realizaron el estudio a la periodista.
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/05/14/caso-debora-perez-volpin-el-ultimo-peritaje-encontro-un-dato-revelador/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-14T10:15:52-03:00">mayo 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-14T13:16:06-03:00">mayo 14, 2019</time></a>

La muerte de Débora Pérez Volpin sacudió al mundo del espectáculo. Sin dudas, el inesperado final que sufrió la periodista provocó el asombro de todos, sobre todo de la familia, quienes todavía no lo pueden creer. Cabe recordar que la conductora de “Arriba argentinos” falleció el 6 de febrero de 2018.

Tras un poco más de un año de su partida, se conocieron nuevos detalles sobre el caso que espera el comienzo del juicio. El mismo tiene que ver con un peritaje al endoscopio que entrego nada más y nada menos que el Sanatorio La Trinidad de Palermo, lugar en el que Débora se sometió a un estudio y nunca más salió.

“Lo analizaron dos ingenieros de la UBA, que determinaron que no funcionaba correctamente”, manifestó Diego Pirota, abogado de la familia de Pérez Volpin. Además, se conoció que al aparato le borraron el número de serie.

Cabe recordar que la famosa asistió al nosocomio por un fuerte dolor abdominal y ante los síntomas, la sometieron a una endoscopia para saber el diagnóstico, aunque el accionar tuvo un final inesperado: la profesional perdió la vida.

Ante los hechos, Diego Bialolenkier (endoscopista) y Nélida Inés Puente(anestesista), fueron procesados por homicidio culposo y serán juzgados a partir del próximo 10 de junio. Sin embargo, a menos de un mes del esperado juicio, la novedad es que el endoscopio no funciona correctamente.

“No hay numeración en el aparato, está raspado”, declaró el letrado y fue por mas: “Con esta maniobra tratarían de buscar que no se pueda saber si era el que se usaba con frecuencia”, agregó y más tarde explayó: “Que haya sido el endoscopio que entregó el sanatorio no significa que sea el que se haya usado en el estudio que derivó en la muerte de la periodista”.

“Si no funcionaba correctamente entonces avalaría la teoría de que se hizo una conexión clandestina de aire a la pared, que insufló una cantidad que no es la correcta”, indicó. “Si el equipo fue este y no lo cambiaron, como sospechamos, no funciona. Y si no fue éste, ¿por qué lo sustituyeron?”.

De esta manera, Pirota apuntó al sanatorio al decir que constantes presentaciones para interrumpir el juicio previsto para junio. Cabe recordar que la autopsia determinó que Débora murió por: “Una perforación instrumental del esófago torácico, que luego le produjo un paro cardiorrespiratorio”.