Tras las críticas por su participación en Monzón, Celeste Cid defendió su postura feminista. ¡Mirá!

La actriz fue contundente. ¡Entrá a la nota y enterate de todo!
<a href="https://elintransigente.com/espectaculo/2019/08/09/tras-las-criticas-por-su-participacion-en-monzon-celeste-cid-defendio-su-postura-feminista-mira/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T18:43:49-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T18:43:50-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

Sin dudas, el mundo del espectáculo sufre varios cambios, entre ellos, el protagonismo de la ideología feminista, un tema que generó gran debate y en la actualidad, todavía es cuestionado. A pesar de los obstáculos, las defensoras de esta postura no le temen a los desafíos y una de las que rompió el silencio y no se calló fue nada más y nada menos que Celeste Cid.

La hermosa actriz salió al cruce de las críticas que a dejaron en el ojo de la tormenta por su participación en la biopic de “Monzón”. Recordemos que en la serie, Cid interpreta a una de las diosas de la pantalla chica, precisamente a Susana Giménez, exnovia del histórico boxeador argentino. Tras el éxito de la ficción, la mediática se convirtió en una de las figuras más buscadas por la prensa.

Uno de los medios que tuvo la palabra de Celeste fue “Confrontados”, ciclo que se emite a través de a pantalla de El Nueve. En pleno diálogo con los periodistas del programa, la entrevistada recogió el guante y habló de los lapidarios comentarios que recibe en sus redes sociales, los mismos están enfocados en su último trabajo, ya que los cibernautas le reclaman el hecho de ser parte de una historia basada en un “femicida”.

“Hay mucha gente que está viendo la serie. Es un lindo momento. Creo que la serie impactó porque tiene un montón de condimentos, por la gran figura que él fue y por ese trágico final. Además de su trayecto violento en sus relaciones y lo que hizo (matar a su mujer, Alicia Muñiz)”, comenzó la bellísima artista al mencionar la repercusión de la propuesta televisiva.

Más tarde recalcó su lucha feminista y detalló por qué aceptó ser parte de “Monzón”. “Antes de que se expusiera la serie, a mí me decían ‘¿cómo vos, siendo una actriz que defiende temas de la mujer y los derechos, terminás haciendo una serie sobre un femicida?’. Pero en realidad, la serie comienza y la primera escena tiene que ver con el asesinato de Alicia Muñiz”, exclamó Cid frente a las cámaras.

Para cerrar, ella fue contundente: “Eso dejó por sentado cuál es la posición de la serie, que no es hacerle un homenaje al campeón, sino retratar todas esas aristas y decir ‘hay cosas que no están buenas nunca'”, concluyó. Recordemos que Celeste Cid no es la única que se pronunció sobre la tira basada en la vida de Carlos Monzón, una de las que también fue tajante fue la mismísima Susana.

Vale recordar que El Intransigente publicó con anterioridad que la diva de los teléfonos se mostró indignada con la producción de la propuesta y no se los perdonó al expresar su bronca. Según la propia animadora, en el último capítulo de la biopic se vieron escenas que no son verdaderas. Ella detalló que se ve al boxeador interpretado por Mauricio Paniagua en el momento que le dice “tarada”, durante un viaje que la pareja realizó a Montecarlo.

Como si fuera poco, la escena continúa con más polémicas, ya que posteriormente aparece ella en una cama con moretones a la vista, situación que generó la intervención de un médico, quien le consultó sobre los motivos de sus golpes y la comunicadora insinuó que se cayó de las escaleras. “Tenga cuidado”, le dijo el profesional, notablemente incrédulo ante la explicación de la novia de Monzón.

Al culminar el capítulo, Susana Giménez se mostró enojadísima y salió a desmentir los hechos que se vieron en la pantalla. “No es verdad lo que dicen de Montecarlo. Sí es cierto que yo estuve allá con él cuando peleó con (Rodrigo) Valdéz. Pero no hubo golpes. Me pegó una vez sola, la de Nápoles, y parece que a algunos no les alcanza. Estoy harta de que quieran buscar sangre y que no respeten lo que digo”, admitió en diálogo con Clarín.