Un Diputado del PRO busca aprobar un proyecto para quitar las sucesiones del proceso judicial

El diputado por Neuquén, Leandro López, incentivó mediante sus redes sociales un proyecto de ley, para “abaratar” los costos de algunos procesos judiciales, como por ejemplo las sucesiones, las cuales pretende que se tramiten sin abogados ni jueces. Como consecuencia, abogados se pronunciaron en contra de esta iniciativa y repudiaron la propuesta.

De esta forma, el pasado 13 de mayo, a través de su cuenta de Twitter, el diputado nacional por el PRO de la provincia de Neuquén, que también es abogado, publicó: “Sucesiones sin abogados ni jueces“, como título de su propuesta que pretende eliminar el accionar de los letrados y magistrados de este tipo de tramitaciones.

En este sentido, según diariojudicial.com, el proyecto de ley que trata de impulsar López, para el cual tratará de lograr adhesiones, fundamenta que “para que podamos hacer sucesión en escribano, más barato del 2% valor de bienes más rápido, y sacando trabajo a tribunales”. Además, el abogado también publicó en su red social un video explicando toda la burocracia y diferentes trámites que deben afrontar los familiares de una persona fallecida en una sucesión.

“Tienen que ir a un abogado, pagar honorarios judiciales, iniciar un trámite ante un juez y todo eso lleva tiempo y dinero”, fueron las palabras del legislador. Así, la propuesta concretamente intenta eliminar las sucesiones del ámbito judicial y que queden en manos exclusivamente de escribanos. Por tanto, se lograría “hacerlo más barato y más rápido“, según López.

Sin embargo, este proyecto cuenta con algunas condiciones para lograr cumplir con los objetivos planteados según el diputado. De esta manera, el proyecto establece un monto máximo de honorarios del 2% del valor de plaza de los bienes en juego, para la segunda, determinados plazos que no pasan de los 45 días.

El proyecto en sí impulsado por Leandro López, establece que la declaratoria de herederos “se obtiene mediante acta notarial de notoriedad extendida en protocolo”, por parte del escribano del último domicilio del difunto, y da a los herederos y legatarios la posibilidad de “optar por la vía notarial o por la vía judicial”.

Luego de esta primera etapa, la medida propuesta prevé que se abra un periodo de diligencias de 45 días en el que los herederos deberán acreditar el fallecimiento de la persona, el vínculo de parentesco con la documentación correspondiente y cuando hubiera, la existencia de testamento.

Así, luego de este proceso, se llega al juicio de notoriedad, y es allí donde el escribano “debe dejar constancia si están o no acreditados por notoriedad los hechos en que se funda la determinación de herederos o la aprobación formal del testamento y debe notificar el resultado al Registro dependiente del Colegio de Escribanos de su jurisdicción”.

En este contexto, los trabajadores del ámbito judicial se hicieron escuchar y se pronunciaron en contra de este proyecto. Es el caso de Jorge Rizzo, cuatro veces presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, quien rechazó categóricamente vía Twitter la iniciativa de López y llamó a las distintas colegiaturas a declarar persona no grata al legislador. Además, se publicó un comunicado en la página del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), bajo el título “la Privatización del Derecho Sucesorio”, en donde la entidad

<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/16/un-diputado-del-pro-busca-aprobar-un-proyecto-para-quitar-las-sucesiones-del-proceso-judicial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-16T07:56:30-03:00">mayo 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-16T08:14:52-03:00">mayo 16, 2019</time></a>