Cristian Ritondo: “El candidato a presidente es Mauricio Macri”

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, criticó el accionar de la UCR, al cuestionar la candidatura del actual mandatario.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/17/cristian-ritondo-el-candidato-a-presidente-es-mauricio-macri/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T08:52:17-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T09:28:02-03:00">mayo 17, 2019</time></a>

Cristian Ritondo, ministro de Seguridad bonaerense, estuvo en el programa televisivo “Intratables” y mencionó el revuelo que se armó con el fallo de la Corte Suprema. “La Justicia debe tomar decisiones sin que se meta la política. Fue a destiempo cuando lo pidió la Corte Suprema y luego hubo reacciones”. El ministro se mostró indignado con la posibilidad de que, eventualmente, se haya producido una prórroga en el caso que involucra a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Cosas como las que pasaron provoca que se le pierda respeto a la Corte Suprema”, resaltó Ritondo. Luego de argumentar sobre estos hechos, pasó a describir el trabajo que está haciendo su ministerio.  “Derribamos 126 búnkers hasta el día de hoy. Las barras de fútbol son mafias. Así como lo que hacía el Pata Medina en La Plata, o la UOCRA en Bahía Blanca”, manifestó. Además, resaltó que se hicieron incautaciones enormes en un área del puerto por causas de narcotráfico. “Estamos en lugares dónde hay conflictividad, ponemos presencia policial, esto era en cercanías de La Plata, en un control viene una camioneta de alta gama sin luces, lo detiene la policía y cuando baja tiene 15 tarjetas de débito y dinero que no puede justificar”, puntualizó.

La principal causa de hechos delictivos, para Ritondo es la droga y acusó al Gobierno anterior de actuar con negligencia. “No hubo acción política por inacción u omisión”, criticó y agregó: “Se pueden hacer denuncias de forma anónima. Solo en la aplicación hay 40 mil denuncias”. Su trabajo lo llevó a detener a bandas delictivas que comercializaban estupefacientes, uno de sus ejemplos fue la organización que operaba en el Nordelta.

“En 9 años hubo 5.300 detenidos por narcos, en 3 años llevamos 9.000”, destacó. Por otra parte, opinó sobre la polémica que se desarrolló en torno al uso de pistolas Taser por parte de las Fuerzas de Seguridad. “El Grupo Halcón usará las Taser. Son armas caras. Decidimos profesionalizar la policía”, especificó. La tarea del ministerio parece estar teniendo sus frutos. “El cambio en seguridad es un cambio gradual, con Vidal planteamos transformar la policía, la lucha contra los barras es una política de Estado. Somos responsables de la lucha contra la violencia en el fútbol”, vislumbró.

En este sentido, volvió a arremeter contra el Gobierno anterior diciendo: “La expresidenta aplaudía a los barras”. Por otra parte, se encargó de derribar una serie de mitos sobre la vinculación de ciertas condiciones económicas con hechos delictivos. “Los pobres no son ladrones. La crisis no afecta a la seguridad. Antes se pensaba que era un vivo el narco. En villas de Buenos Aires, La Cava, Itatí, Carlos Gardel, se está trabajando para que le llegue el agua, la cloaca. Íbamos a terminar como Venezuela”, planteó.

Otro de los casos más controvertidos que hubo en los últimos meses fue el enfrentamiento entre policías federales y bonaerenses en Avellaneda. Ante las incisivas preguntas de los panelistas de Intratables, Ritondo explicó que no todavía no se esclareció lo ocurrido. “Yo pedí los videos en la causa y hasta el día de hoy no los tengo”, dijo. Al parecer, la corrupción también se encuentra en el seno de la Seguridad.

Finalmente, ratificó su apoyo a la gestión de Gobierno remarcando que: “El candidato a presidente es Mauricio Macri”. Ritondo reprodujo las palabras de Marcos Peña, quien en recientes declaraciones argumentó que no se debe discutir a un presidente. “Si la UCR quiere ir a las PASO, debe plantearlo internamente. No estoy de acuerdo con lo que declaró Alfredo Cornejo”, concluyó.