Juan Manuel Urtubey: “A la Argentina no la va a salvar el personalismo”

El gobernador de Salta y precandidato presidencial habló sobre Lavagna y Massa. Además, señaló las fallas de Cambiemos y del kirchnerismo.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/06/08/juan-manuel-urtubey-a-la-argentina-no-la-va-a-salvar-el-personalismo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-08T12:55:00-03:00">junio 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-08T15:54:33-03:00">junio 8, 2019</time></a>

Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta y precandidato presidencial por Alternativa Federal, se refirió a los demás candidatos con los que competirá por la presidencia en las elecciones de octubre. En esa línea, resaltó los errores del macrismo y del kirchnerismo, y habló sobre la posición de Roberto Lavagna y la incertidumbre en torno a Sergio Massa, quien todavía no decidió a qué espacio se acercará.

Al ser interrogado sobre la decisión de Lavagna de competir solo, Urtubey explicó que “no hubo posibilidad de acuerdo, lo que complica la competitividad sin lugar a duda”. “Los consensos la única manera de lograrlos es desde la base de la participación ciudadana, uno va a una elección primaria y la gente vota al que le parece y ese es el candidato. Hacerlo de otra manera es un método político que es cierto que se usó siempre, pero yo creo en una política diferente, hay que darle participación a la ciudadanía”, agregó en diálogo con el programa Esta mañana de Radio Mitre y en referencia a las intenciones del exministro de Economía de evitar las PASO.

“He hablado hasta la semana pasada con Lifschitz y Stolbizer y ellos se manifestaron de acuerdo en que debíamos ir a participar en primarias. Margarita lo ha dicho públicamente pero aparentemente Lavagna no tiene voluntad así que me parece que se quedaron allá nomás”, estableció. Por su parte, aseguró estar dispuesto a “dialogar, a competir con quien quiera competir porque de verdad creo que le debemos dar una opción competitiva a los argentinos, que quiere que cambie el Gobierno porque no están conformes con el Gobierno de Macri y eso no quiere decir la vuelta al Gobierno del kirchnerismo”.

En esa línea, remarcó que “tiene que haber un nivel de consenso importante, porque si no Argentina no va a resolver no solo sus problemas económicos, que son la consecuencia, sino que tiene que empezar a transitar por empezar a salir de esta profunda crisis de valor en la que se encuentra. Sin resolver eso, Argentina no resuelve el problema económico, no resuelve el problema político, judicial, no resuelve nada”.

Al referirse a Massa, Urtubey resaltó: “Hace 10 días me dijo por teléfono que después del congreso partidario él seguía participando de Alternativa Federal, pero han pasado 10 días en donde no tuvimos absolutamente ninguna idea”. “Tengo una manera diferente de hacer política”, aseguró, y agregó: “Hay que ser consecuente, uno le tiene que decir a la gente a dónde va, para mí el único patrimonio ostensible en la sociedad es la palabra. De lo contrario aparece la incertidumbre”.

“El proceso electoral se ordena por demanda y no por oferta. Los políticos a veces somos muy pretenciosos . Yo tengo una mirada diferente. Yo sé que hay un porcentaje de argentinos que quiere que siga el Gobierno, hay un porcentaje de argentinos que quiere que vuelva el Gobierno anterior y hay otro porcentaje que no quiere ni que siga uno ni vuelva el otro, ahí estoy trabajando yo”, sentenció. Además, explicó que “todo lo demás son maniobras de políticos que a mi juicio son una enorme falta de respeto a la gente”.

Al ser consultado sobre un posible escenario en donde, en una eventual segunda vuelta, deba aliarse con el Gobierno, el precandidato fue contundente al asegurar que no participaría de dicha elección. Por último, señaló los problemas presentes en Cambiemos y en el kirchnerismo y remarcó que “los dos adolecen de un problema serio que es un bajo umbral de institucionalidad”. “El kirchnerismo ha planteado un esquema de gobierno casi autocrático, en el Gobierno creo que se ha subestimado la envergadura de la crisis, se sobrestimó el prestigio personal del presidente Macri como herramienta para vencer esa crisis”. “Hay que institucionalizar más a la Argentina y eso va a permitir ser mucho más eficientes para ordenar la economía”, resaltó, y concluyó: “A la Argentina no la van a salvar personalismos”.