Cafecito y medialunas para Rodríguez Larreta, Lousteau y Marcos Peña

Los representantes porteños se juntaron a desayunar en el bar Tortoni.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/11/cafecito-y-medialunas-para-rodriguez-larreta-lousteau-y-marcos-pena/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-11T09:09:27-03:00">agosto 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-11T10:11:20-03:00">agosto 11, 2019</time></a>

Entre medialunas, café y tostadas comenzó la jornada de las PASO para el grueso de Juntos por el Cambio en la ciudad de Buenos Aires. De esta manera, el precandidato a jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se juntó con Marcos Peña, Martín Lousteau y Diego Santilli en el bar Tortoni para desayunar y vivir los instantes previos antes de ir a votar.

El café ubicado sobre la Avenida de Mayo, en el barrio de Monserrat, prácticamente se convirtió en una cábala para Juntos por el Cambio. Al igual que sucedió en 2017, los representantes porteños se acercaron desde temprano, a las 8 de la mañana, para desayunar y encarar el día de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

El primero en llegar fue el precandidato a vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Luego arribó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y fue seguido por el precandidato a senador, Martín Lousteau. El último en llegar fue quien buscará la reelección en el mando de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Café, medialunas y tostadas con manteca, el menú acordado.

“Lo vivo con tranquilidad, con expectativas pero sin nervios. Las PASO son importantes para todos los argentinos, es un derecho. A mí me toca votar en la Facultad de Derecho, a donde iré en un rato seguramente. Después almorzaré con la familia, en Urquiza, y tipo siete de la tarde nos volveremos a juntar en Costa Salguero”, comentó quien buscará mantener el mando en la Capital Federal.

Por su parte, Peña también se mostró relajado en las primeras horas y manifestó: “El Mundo y principalmente la región mira esta elección. Sin duda es un día importante para los argentinos. Tocó un lindo día así que no hay excusa para no ir a votar, tiene que ser una fiesta cívica”. Asimismo, brindó detalles sobre el sistema de recuento de votos y sus tiempos.

“A partir de las 9 de la noche se empiezan a dar los resultados y se espera que para medianoche se puedan tener un avance muy significativo. Estamos convencidos que van a ser las elecciones y escrutinios más transparentes de la historia. Se ha podido aprender de las anteriores y se agregaron muchos centros de distribución de información”, afirmó.

“Se hicieron los simulacros, en las que participaron los partidos políticos, y todo salió bien. Estamos confiados que hoy vamos a poder evitar ese papelón que hemos tenido tantas veces de aguantar hasta las 6 de la mañana para tener un resultado o como ocurrió en las PASO del 2015 que hasta las 5 de la mañana seguían entrando telegramas”, enfatizó.

Lousteau, en tanto, sostuvo que será un “domingo especial” y que “los análisis se harán a la noche”. “Esperamos una jornada significativa de votación. Ya hablamos muchas cosas, de lo que se hizo, escribí un libro y es el momento en el que la gente nos dice lo que piensa, es el momento en el que la gente elige. Se acabó el tiempo de las palabras”, señaló.