El Gobierno destinará $100.000 millones para cumplir con las medidas anunciadas

Según los funcionarios, el dinero se obtendrá de la mayor recaudación inflacionaria y de la reasignación presupuestaria.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/16/el-gobierno-destinara-100-000-millones-para-cumplir-con-las-medidas-anunciadas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-16T09:37:05-03:00">agosto 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-16T10:34:49-03:00">agosto 16, 2019</time></a>

El Gobierno destinará cerca de $100.000 millones a cumplir con el paquete de medidas económicas anunciadas al inicio de esta semana, tras la reacción de los mercados a la amplia derrota de Juntos por el Cambio en las PASO del domingo. Según trascendió, el Ejecutivo conseguirá ese dinero reasignando partidas presupuestarias y gracias a la recaudación fruto del aumento de la inflación.

Se estima que las medidas anunciadas por el Gobierno tendrán un costo fiscal cercano a los $60.000 millones, en especial por el congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA hasta fin de año, una medida cuyo cumplimiento necesitará de unos $50 mil millones. Además, la eliminación temporal del IVA a los alimentos básicos supondrá un costo de $10 mil millones, según informaron desde el Ministerio de Producción y Trabajo.

Sin embargo, el miércoles pasado el Ejecutivo anunció otra serie de medidas, las cuales, entre bonos, exención de una parte del monotributo, planes de pago para las pymes y modificación del mínimo no imponible de Ganancias, requerirán de otros $40.000 millones. El calculo de estos montos fue obra del economista Martín Vauthier, socio de la consultora EcoGo, quien advirtió que se trata de un “cálculo preliminar” que podría modificarse al conocerse más información.

Los mismos funcionarios fueron quienes explicaron que los fondos para hacerle frente a estas medidas vendrán de dos fuentes distintas. Por un lado, se quitaran los fondos asignados a determinado fin al momento de confeccionar el Presupuesto y se los redireccionará. Por el otro, a partir de la suba de la inflación se estima que se recaudará más dinero, ya que al incrementarse los precios generales también sube el ingreso al Estado.

Según consignó El Intransigente, el presidente Mauricio Macri anunció este miércoles, antes de la apertura de los mercados, una serie de medidas económicas para ayudar a los argentinos a pasar por este momento e intentar traer orden en este nuevo contexto. Se trató de un mensaje breve emitido desde la quinta de Olivos. Este nuevo paquete de medidas tiene como principales beneficiarios a los trabajadores y las Pymes e incluye desde nuevas Becas Progresar, modificaciones en el Impuesto a las Ganancias, hasta congelamiento de los precios de naftas y combustibles.

De acuerdo a lo anunciado por el Gobierno, las naftas y combustibles mantendrán un precio congelado por los próximos 90 días. Asimismo, se aumentarán un 40% las becas Progresar para estudiantes, es decir, la beca inicial para quienes cursen en una universidad o un terciario será de $2.520 y para un estudiante del último año, de $6.440. En cuanto a las Pymes, la AFIP lanzará un plazo de 10 años para que se pongan al día en materia de deudas y se ampliará de seis a 10 la cantidad de planes que una misma pequeña o mediana empresa puede tener al mismo tiempo.

Por otro lado, en materia de Impuestos a las Ganancias, se decidió aumentar un 20% el piso y la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados en relación de dependencia. Además, se estableció que habrá una devolución por los impuestos ya pagados en el año, del orden de 12.000 pesos para una familia tipo casado con dos hijos con un salario bruto de 80.000 pesos al mes. Igualmente, se modificará el mínimo no imponible, el cual pasará a ser de $55.376 pesos para un trabajador soltero y en $70.274 para un trabajador con cónyuge y dos hijos.

En el caso de los monotributistas, anunciaron que, el próximo mes, no deberán pagar el componente impositivo de su cuota el mes que viene, lo que les restará, aproximadamente, $1.000 por persona en las categorías básicas. Para los empleados de la administración pública, las Fuerzas Armadas o las fuerzas de seguridad federales se anunció un bono de $5.000 que recibirán a fin de mes. Como una de sus últimas medidas, también señalaron que el salario mínimo será aumentado, por segunda vez en el año.