Jornada negra para los mercados: incertidumbre en el microcentro porteño

Finaliza una semana dura para la economía argentina, incentivada por anuncios del Gobierno y declaraciones de la clase política.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/30/jornada-negra-para-los-mercados-incertidumbre-en-el-microcentro-porteno/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-30T17:19:42-03:00">agosto 30, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-30T17:24:38-03:00">agosto 30, 2019</time></a>

Este viernes finaliza una semana complicada para los mercados argentinos, profundizada con un viernes caliente en el microcentro porteño. Fuentes cercanas a El Intransigente informaron que muchas personas comenzaron a retirar dólares, generando problemas en distintas sucursales de la ciudad. A eso se suman las últimas declaraciones de Alberto Fernández: “Argentina está en un default virtual y escondido”.

El escenario político y económico no se recupera después del cimbronazo producido por las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Luego de algunas jornadas de estabilidad cambiaria, esta semana el dólar volvió a subir trepando la barrera de los 60 pesos, al igual que el riesgo país que ya se encuentra por encima de los 2.500 puntos.

Este viernes se vivió una jornada difícil en el microcentro: mucha gente comenzó a retirar las cuota parte de los Fondos Comunes de Inversión (FCI), sin obtener respuestas por parte de los bancos. Desde las organizaciones financieras pidieron tiempo y explicaron que actualmente no disponen de los valores en pesos, sino que ellos poseen los títulos.

A su vez, desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) comenzaron a comprar a los Fondos de Inversión los títulos, para que los bancos dispongan de dinero para devolverle la plata a los ahorristas. Fuentes allegadas a El Intransigente comentaron durante la jornada hubo mucha gente retirando dólares y se registraron problemas porque las sucursales no disponían de la divisa.

A la incertidumbre económica, se sumaron las declaraciones de la clase política que no ayudaron a sembrar la calma. El dirigente radical, Julio Cobos, manifestó que si las medidas anunciadas por el Gobierno no funcionan “no quedará otra que poner control de cambios” en la Argentina. “Lo que ha hecho el ministro es postergar los vencimientos, para preservar el valor de reservas”, agregó.

Por su parte, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, señaló en un reportaje al diario estadounidense Wall Street Journal que Argentina “está en un default virtual y encubierto”. Además, el dirigente peronista apuntó contra el Fondo Monetario Internacional: “Entiendan en el FMI que son culpables de esta situación”, manifestó. “Le dieron dinero a un gastador compulsivo”, completó.

Lo cierto es que la situación en Argentina es de plena incertidumbre y da la sensación que la clase política, principalmente desde la oposición, no ayudan a que esto mejore. Más allá de quién termine pagando el costo político que implique la implementación de un control de cambios, el candidato que gane el proceso electoral en Argentina recibirá tierra arrasada.