El “protegido K” de Rogelio Frigerio

Carrió denuncia que Frigerio protege a kirchneristas mineros. Y dijo que si Macri selló un acuerdo con Barrionuevo sería un “horror”.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/24/el-protegido-k-de-rogelio-frigerio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-24T22:29:31-03:00">septiembre 24, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-25T22:29:43-03:00">septiembre 25, 2019</time></a>

(Por Juan Carlos Andrada). – En el marco de la presentación su libro “Vida”, la diputada nacional Elisa Carrió dialogó en exclusivo con El Intransigente y se refirió a las denuncias contra el funcionario y empresario minero, Ángel Mercado, esposo de la Gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci y sobrino de Armando “Bombón” Mercado, exesposo de Alicia Kirchner.

Carrió sostuvo en su visita a Catamarca este lunes, que “el Gobierno Nacional no quiere que avance la investigación” sobre la denuncia mencionada y señaló al respecto que “el responsable es Rogelio Frigerio”, el Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

“El Gobierno Nacional no quiere que avance la denuncia contra Ángel Mercado pero va a avanzar”, manifestó Carrió a El Intransigente asegurando que el problema es el funcionario macrista: “Frigerio no quiere”. Y agregó que “no sé porque no quiere pero como yo tengo un pacto de no impunidad con nadie, yo avanzo”. En principio, el malestar de la diputada nacional por esta denuncia devela la tensión interna en el Frente Juntos por el Cambio aunque Carrió se cuidó de no mencionar e involucrar al Presidente, Mauricio Macri.

Carrió aclaró igualmente el estado de las denuncias ante la consulta de El Intransigente. Es que, si bien al principio se avanzó en la Justicia por un supuesto caso de grave corrupción política-minera en Catamarca, la especulación de un acuerdo Macri-Corpacci vincula a la propia Carrió, quien participaría implícitamente silenciando o dejando sin efecto la denuncia. De hecho, uno de los denunciantes, Fernando Musella (exdirectivo de la estatal minera CAMYEN), que recurrió a Carrió se alejó luego del sector que lidera la legisladora, sumándose al espacio de Consenso Federal.

“Yo no tengo acuerdo con nadie. Yo lo único que defiendo es la República. Yo nunca voy a defender un delito sea propio o sea ajeno”, dijo en tono vehemente la diputada especificando que “no importa si es de Cambiemos o no es de Cambiemos”. En esta línea, Carrió marcó que “con la minería tenemos criterios distintos con Macri. Yo creo que uno tiene que elegir estratégicamente para adelante. Si elige el agua como valor estratégico o elige la minería”.

La legisladora reconoció también “incompatibilidades” con el Presidente Macri. “Tenemos muchas diferencias. Yo defiendo un sistema donde todos podamos hablar, donde no te patoteen, donde no te roben, donde no manejen los narcos. Es lo único que quiero, vivir en paz”. Finalmente Carrió le dijo a El Intransigente que si Macri llegó a un acuerdo electoral con el gastronómico Luis Barrionuevo “sería un horror”, pero “está el Coti (Enrique Nosiglia) también, otro horror”.