“Impunidad para CFK y demolición para Nisman”, por Alfredo Leuco

Foto: Captura de Pantalla

El editorial de Leuco a poco de cumplirse cinco años por la muerte del fiscal Nisman.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2020/01/14/impunidad-para-cfk-y-demolicion-para-nisman-por-alfredo-leuco/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-14T22:40:52-03:00">enero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-14T22:40:53-03:00">enero 14, 2020</time></a>

El periodista Alfredo Leuco brindó un nuevo artículo editorial en su programa ‘Palabra de Leuco’, que se transmite todos los martes por TN. El periodista brindó una opinión sobre el caso Alberto Nisman, ya que se cumplirán cinco años de su fallecimiento. Para Leuco, se trató de un asesinato y que los implicados en la causa están buscando lograr la impunidad. Para ello, el periodista explicó que se trazó un camino de tres pasos, que incluyó la entrevista a Moshen Rabbani, uno de los cerebros del atentado a la AMIA, según la justicia argentina.

“Este sábado, se van a cumplir 5 años del asesinato del fiscal Alberto Nisman, tal vez el magnicidio más grave de la historia democrática argentina. (…) Se van a cumplir 5 años de impunidad (…) Otra vez (…) Desde el estado, del cuarto gobierno kirchnerista, se puso en marcha el operativo “Demolición””, arrancó el periodista Alfredo Leuco en su columna de opinión.

“Según el diputado Waldo Wolff (…) este [operativo] fue ordenado por Cristina Fernández para buscar despegarse de la investigación que más la inquieta y lograr la impunidad (…) El presidente Alberto Fernández se mueve como cómplice, como si estuviera cumpliendo con su parte del pacto original que acordó con ella. Alberto sería presidente y Cristina una santa que jamás cometió ningún delito”, continuó Leuco.

“Este operativo “Demolición” tiene como objetivo dinamitar la imagen del fiscal Nisman (…) Ahora, el otro propósito es voltear las dos causas: la de la muerte de [Alberto] fiscal y la de la denuncia por encubrimiento de Cristina Fernández y otros, a los terroristas que volaron la AMIA y protagonizaron el atentado más grave de la historia con 85 muertos”, señaló el periodista.

“Este truculento rompecabezas tiene varias piezas (…) “Primero, Sepultar la pericia de la Gendarmería; luego, darle el micrófono a Moshen Rabbani como si fuera la Madre Teresa de Calcuta y, por último, utilizar mano de obra barata como el diputado Leopoldo Moreau para ensuciar a todos con las mentiras más escandalosas. La ministra de (in) Seguridad, Sabina Frederic dijo que iba a ordenar que se revisara la pericia de Gendarmería”, relató Alfredo Leuco.

“Cuando le llovieron críticas por su ignorancia del tema (…) comenzó a hablar de una “auditoría externa”. De inmediato, apareció Alberto (…) quien ratificó lo dicho por Frederic y agregó palabras humillantes hacia la pericia, igual que el senador Oscar Parrilli que dijo que era un trabajo trucho (…) Alberto aseguró que es un trabajo “ridículo””, analizó el periodista en su programa ‘Palabra de Leuco’.

“Por orden del fiscal Taiano, participaron más de 40 peritos (…). Ese trabajo determinó lo que muchos sospechamos desde un principio: Nisman fue asesinado por dos personas en el baño (…) Patricia Bullrich aseguró que jamás se metió ni en la realización ni en las conclusiones de la pericia. Sin embargo, el doctor Alejandro Rúa, la acusó de ordenar a la Gendarmería que los resultados de la pericia confirmaran que fue un asesinato (…)”, indicó Alfredo Leuco.

“La segunda pieza clave del operativo “Demolición” fue el discurso que Mohsen Rabbani pronunció (…) Se disfrazó de entrevista, pero fue un claro ejemplo de la cercanía, empatía y trabajo en equipo que hay entre Cristina y Rabbani que le recuerdo, según la justicia, fue el cerebro del grupo terrorista que ejecutó el atentado contra la AMIA. Las perversas palabras de Rabbani tuvieron el claro objetivo de ayudar a Cristina en la búsqueda de su impunidad”, afirmó Leuco.

“Y lo del diputado Moreau es de una sobreactuación que claramente busca agradar a Cristina (…) Acusó de lo peor a Nisman y calificó de “rastreros” a los jueces Ercolini y Bonadio. (…) Es cierto que fue deplorable todo lo que se hizo y todo lo que no se hizo alrededor de la muerte y de la gravísima denuncia de Nisman. Ahora no volvieron mejores. Volvieron con el objetivo de buscar impunidad para Cristina y sus cómplices”, cerró Alfredo Leuco.