Reconocida funcionaria del Frente de Todos apuntó contra la Ciudad de Buenos Aires con una polémica declaración

Por estos días, CABA es foco de las principales críticas.

Producto de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, son varios los sectores que se vieron afectados. Además de las inquietudes sanitarias, en Ciudad de Buenos Aires existen otras problemáticas. La de inquilinos que no pueden pagar sus alquileres, sumado a las mujeres que no tienen dónde dejar sus hijos en caso de volver al trabajo, son algunos de ellos. Gisela Marziotta, diputada del Frente de Todos, se refirió a esta situación.

“Empezamos a trabajar sobre estos índices que tienen que ver con la cuarentena. Los resultados ponen en evidencia las desigualdades preexistentes, visibilizándolas de una manera mucho más brutal. La situación de los inquilinos es histórica en la Ciudad de Buenos Aires y en este contexto se agrava, sobretodo para los cuentapropistas y monotributistas“, aseguró al aire de Radio Mitre.

Sin embargo, la funcionaria le bajó el tono polémico a esta cuestión y trató de desligarla de la disputa política. “Esto es una situación tan extraordinaria que no tiene que ver con ponerse a criticar al Gobierno de la Ciudad desde una forma destructiva. Sino todo lo contrario, lo que estamos ofreciendo son estas herramientas para colaborar en un diagnóstico para que el Gobierno pueda ejecutar las políticas públicas. El cincuenta por ciento de los inquilinos no está pudiendo pagar el alquiler”, afirmó

“El 46% de las mujeres no tenemos donde dejar a nuestros hijos si tenemos que volver a trabajar y los chicos que no hayan vuelto a la escuela. Esa cifra baja obscenamente con los varones. Lo que evidencia la pandemia, la cuarentena y el aislamiento es lo que ya venía haciéndose mal y lo pone en una forma brutal sobre la mesa. Hay que empezar a trabajar con estas situaciones extraordinarias. Tenemos que empezar a legislar y contener estas situaciones de acá a futuro”, agregó.

Por último, Marziotta fue tajante al referirse a los contagios en los geriátrios de la Capital con una polémica declaración. “9 de cada 10 personas que tienen un familiar en un geriátrico tienen pánico de que se contagien. Es un negocio que no está controlado como corresponde en la Ciudad. Después de doce años de administración macrista, se fue convirtiendo pura y exclusivamente en un negocio privado, dejó de pertenecer al área de salud”, cerró.

Compartir en: