Aumentan un 18% las cuotas de las escuelas privadas de Provincia

El incremento fue autorizado por el Gobierno bonaerense y se aplicará retroactivo desde marzo.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/05/03/aumentan-un-18-las-cuotas-de-las-escuelas-privadas-de-provincia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-03T11:59:09-03:00">mayo 3, 2019</time></a>

El Gobierno autorizó una nuevo aumento en la cuota de los colegios privados de la provincia de Buenos Aires. Esta medida afectará a los casi 4.800 institutos educativos bonaerenses y significará un aumento de entre el 8 y el 18%, es decir, entre $79 y $1.003 más. Dicha resolución llega, como es habitual, después de que se cierre la apritari con los docentes. Se aplicará desde marzo y en forma retroactiva.

La variación entre los aumentos responde a las diferencias en los porcentajes de subsidio que reciben del Estado y por el nivel educativo. El acumulativo se prorratea en todas las facturas del año para que el impacto en los bolsillos de los padres no sea tan alto. De esta forma, los jardines o primarias privadas con subsidio del 100% pagarán, a partir de este mes, un total de $970, cuando, hasta el momento, pagan $891.

En el caso de los colegios con subsidio de 40% la matrícula, pasará de $3.852 a $4.488 pesos, es decir, un 16% de aumento. Asimismo, para la secundaria común, los valores varían desde $1.070 mensuales para los institutos educativos completamente subsidiados, hasta $5.832 para los establecimientos con el mínimo aporte del Estado. En este caso, el promedio de incremento fue de 15,8%.

Mientras tanto, la suba más pronunciada se registró en las secundarias técnicas o agrarias. Dentro de este sector, los institutos con un 40% de aporte del Estado, alcanzaron una cuota con un aumento del $1.030, en relación a la del mes anterior. Es decir que se pasará de $ 5.645 a $ 6.675. En esa misma línea, los colegios con un 100% de subsidios aumentarán $ 225: de $ 1.008 pasa a $ 1.223.

El sistema educativo privado funciona, desde hace dos años, en base a un esquema de “bandas arancelarias”, que responden de acuerdo a los niveles y porcentajes de aporte estatal. Esta medida se implementó con el objetivo de “ordenar” la dispersión que había en relación con los abonos mensuales y en conjunto entre la Dirección General de Escuelas y las cámaras de empresarios del sector educativo.

En total, el sistema educativo de la provincia de Buenos Aires registra casi 1,5 millones de alumnos matriculados en institutos no estatales. Mientras que el 85% de los establecimientos reciben financiación total o parcial para pagar el sueldo de maestros o profesores; el resto de los cargos, tales como el de los directivos o auxiliares, deben ser solventados por los responsables de la institución.

Sin embargo, también hay una porción menor de colegios que no reciben dinero del Gobierno y las cuotas se rigen por “acuerdos entre partes”, sin topes. Estos son los más exclusivos de la Provincia y en esos casos se puede llegar a pagar desde $15.000 y hasta $50 mil. Si bien tampoco informan a las autoridades sobre los cuadros tarifarios, fuentes consultada por Clarín confesaron que durante el 2019 ya hubo un aumento de entre el 20 y el 40%.