Abuelas de Plaza de Mayo presentó a Matías, el nieto número 130

"Le damos la bienvenida a esta enorme familia", expresó Estela de Carlotto, presidenta de la institución.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/06/13/abuelas-de-plaza-de-mayo-presento-a-matias-el-nieto-numero-130/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T15:24:29-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T19:13:34-03:00">junio 13, 2019</time></a>

Abuelas de Plaza de Mayo presentó este jueves al nieto número 130. Se trata de Javier Matías Darroux Mijalchuk, hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, desaparecidos en diciembre de 1977, durante la última dictadura militar. “Le damos la bienvenida a esta enorme familia”, expresó la presidenta de la institución, Estela de Carlotto.

La presentación se realizó a las 13 en la sede de Abuelas, donde en una conferencia de prensa anunciaron la restitución del nieto 130, que se logró gracias al trabajo en conjunto de Abuelas de Plaza de Mayo, la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) y el Banco Nacional de Datos Genéticos.

https://twitter.com/abuelasdifusion/status/1139202627949006848

Según detallaron, Matías pudo encontrarse con su familia y conocer su origen biológico. “El tío Roberto Mijalchuk recibió el llamado tan esperado a ese teléfono fijo que nunca había dado de baja. La CONADI le comunicó que había encontrado a su sobrino. Matías Javier Darroux Mijalchuk conoció su origen y hoy las Abuelas le damos la bienvenida a esta enorme familia”.

En ese marco, el joven agradeció a todos los que trabajaron en su búsqueda, y destacó la labor de su tío Roberto “que nunca bajó los brazos” en 40 años. “Yo siempre respondía que tenía la certeza de que podrían haber sido desaparecidos, pero estaba bien con quien era y no me convencía entrar en una búsqueda”, expresó.

Sin embargo, contó que en 2006 decidió cambiar su postura al considerar que sus familiares podían estar buscándolo, e invitó a todas las personas que estén en duda a “juntar coraje” para acercarse al organismo. “Yo necesito saber la verdad de qué sucedió con ellos. Y necesito saber si tengo un hermano o una hermana”, explicó.

Según informaron desde Abuelas por medio de un comunicado, el padre de Matías fue secuestrado por cuatro hombres al norte del Conurbano bonaerense en diciembre de 2017, cuando Matías era niño. Su madre fue secuestrada algunos días después, luego de recibir una carta en la que se indicaba que debía asistir con unos compañeros a Capital Federal.

“Como en todos los casos de personas con dudas sobre su identidad, Abuelas dio intervención a la CONADI, que ordenó los estudios genéticos. En octubre de 2016, el Banco informó que el perfil del hombre coincidía con el de la familia Darroux Mijalchuk, pero las causas de desaparición de sus padres aún continuaban indeterminadas. CONADI derivó el caso a la Unidad Fiscal, que profundizó la investigación y luego la presentó ante la Justicia, donde hasta hoy se siguen recabando datos y testimonios”, manifestaron en el escrito.