Fallo con lenguaje inclusivo: la Justicia porteña ordenó al GCBA a garantizar el acceso a la educación en diferentes distritos escolares

La jueza de la causa reconoció “una mayor falta de vacantes”, sobre todo en los distritos escolares ubicados en la zona sur.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/11/fallo-con-lenguaje-inclusivo-la-justicia-portena-ordeno-al-gcba-a-garantizar-el-acceso-a-la-educacion-en-diferentes-distritos-escolares/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T12:44:57-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T12:44:58-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

En un nuevo fallo la Justicia priorizó el acceso a la educación de niños de diferentes niveles, en varios distritos de la Ciudad de Buenos Aires. La particularidad de esta causa, es que la presentación fue aceptada en lenguaje inclusivo. Luego de la queja planteada ante la falta de vacantes en los colegios, la jueza decidió que “el Ministerio de Educación deberá proceder a corregir la situación planteada”.

Según informa diariojudicial.com, el Juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, a cargo de la jueza Elena Liberatori, hizo lugar a la acción de amparo impulsada contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para que adopte medidas necesarias e inmediatas para garantizar el acceso a la educación primaria y secundaria en diferentes distritos escolares de la Ciudad.

En este aspecto, la presentación fue llevada adelante por el entonces legislador porteño, Patricio del Corro, gremios docentes, Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys), y Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), junto a dos madres de dos niñas en edad escolar. Así denunciaron que “desde hace años, miles de niñes y adolescentes no logran obtener una vacante en el sistema de educación de gestión estatal de la Ciudad”.

De este modo, la jueza de la causa reconoció “una mayor falta de vacantes”, sobre todo en los distritos escolares ubicados en la zona sur como Mataderos, Parque Avellaneda, Villa Lugano, Villa Soldati, Nueva Pompeya, Barracas y Villa Riachuelo y también en otras zonas como el barrio porteño de Retiro. Con este análisis, la magistrada dio lugar al reclamo presentado.

“Esta dificultad para conseguir una vacante se acentúa principalmente en los primeros años, de primero a cuarto grado, y en las escuelas de jornada completa”, señaló. Asimismo, indicó que “la falta de vacantes es una realidad concreta, que se presenta con notoriedad y principalmente en aquellos distritos que tienen dentro de su jurisdicción barrios vulnerados”, estableció la jueza.

Así las cosas, destacó que la situación más crítica de falta de vacantes ocurre de 1° al 4° grado y se ve acentuada en relación a la “fuerte demanda de establecimientos con jornada completa”. De esta manera, admitió que “este procedimiento llevado a cabo por el GCBA, obliga a niñes que viven en zonas donde no hay escuelas ni vacantes suficientes, generalmente de barrios vulnerados, a desarraigarse de su centro de vida familiar, concurrir a otro distrito transitando largas distancias y gastando tiempo para asistir y regresar de un establecimiento educativo sin garantizar en todos los casos el transporte escolar correspondiente”.

“El GCBA no garantiza vacantes accesibles a la comunidad educativa, en los términos reglamentarios, en lo que hace a la cercanía de los centros de vida de les niñes y adolescentes, generando una distribución inequitativa de oferta de escuelas de gestión pública para los niveles primarios y medios, que claramente implica un trato discriminatorio hacia los estudiantes que viven en los distritos más postergados”, dijo la jueza, quien además utilizó lenguaje inclusivo en su fallo.

En este aspecto, la magistrada dictaminó que “el Ministerio de Educación deberá proceder a corregir la situación planteada, eliminando progresivamente el sistema de micros escolares mediante la genuina generación de vacantes necesarias y adecuadas a las necesidades familiares, en centros educativos ubicados en el radio reglamentario teniendo especialmente en cuenta a las personas que viven en zonas de contexto crítico”.