CONICET: se llevó adelante la jornada de “revalorización de saberes, prácticas culinarias y cultivos andinos”

Foto: CONICET

Se trata de un evento en donde se exponen las prácticas culinarias prehistóricas y su posible fusión con la cocina actual.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/09/13/conicet-se-llevo-adelante-la-jornada-de-revalorizacion-de-saberes-practicas-culinarias-y-cultivos-andinos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T13:05:38-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T13:05:39-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) llevaron adelante la jornada de “Arqueología Prehispánica de Jujuy: Jornadas para la revalorización de saberes, prácticas culinarias y cultivos andinos”, que tuvo lugar entre el 6 y 7 de septiembre en el Salón del Hotel de Turismo de La Quiaca. El objetivo fue el de revalorizar la cocina andina de raigambre prehispánica, sus sabores y sus practicas culinarias.

La organización estuvo en manos del Instituto de Ecorregiones Andinas (INECOA, CONICET-UNJu), el Instituto de Datación y Arqueometría (InDyA, CONICET- Provincia de Jujuy – UNT – UNJu), la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (Unju) y el Instituto de Educación Superior N° 1 de La Quiaca, en donde se ofrece, entre todas las carreras, la tecnicatura en Cocinas Regionales y Cultura Alimentaria, coordinada por la profesora Silvia Alanis.

En total, participaron 70 personas, incluidos estudiantes de esta tecnicatura y publico general. Además, según comentó la doctora Clarisa Otero, científica del INECOA, desde hace varios años se vienen ofreciendo, junto al grupo de arqueología y demás disciplinas, capacitaciones en la provincia de Jujuy en relación a los saberes culinarios de dicha zona. De hecho, algunas de ellas fueron enmarcadas como Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN) o formaron parte del convenio con el Ministerio de Turismo y Cultura de Jujuy , con énfasis en Humahuaca, San Salvador de Jujuy y en General Libertador San Martín.

“Nuestra intención fue dar a conocer las evidencias materiales de diferentes sitios arqueológicos de Jujuy que reflejan la trayectoria histórica de estas prácticas culinarias. Al mismo tiempo, brindar información sobre la disponibilidad de diversos recursos  para la elaboración de comidas a base de maíz, papa, calabaza, ají, quinoa, maní y frutos andinos, como el airampo. Es importante destacar los múltiples beneficios de estos productos que, al igual que la carne de llama, aportan muchos nutrientes por su valor proteico y vitamínico”, contó Otero.

La jornada se llevó adelante gracias a la cooperación de científicos, estudiantes y alumnos. Mientras que lo alumnos se encargaron de prepara las recetas y de utilizar los utensilios prehispanicos, los investigadores avanzaron con las demás tareas y la supervisación. “Al recuperar y revalorizar estos productos, saberes y prácticas tradicionales, será posible integrarlos al acervo actual patrimonial referido a las formas ancestrales de preparación, servicio y consumo de los cultivos andinos. De esta manera, se enriquecerá nuestro patrimonio cultural y gastronómico tanto tangible como intangible”, re marcó Gabriela Musaubach, docente investigadora de la UNJu.

“Este tipo de acciones nos gratifican porque participan personas de distintas localidades y comunidades originarias. Nosotros escuchamos sus saberes que nos llevan al pasado y ellos nos cuentan cómo sus abuelos procesaban los alimentos y cómo lo hacen ahora. El diálogo es siempre muy enriquecedor”, continuó. Además, el recetario, en donde se plasma un intercambio de saberes, será presentado de forma manual con el objetivo de exponer la recopilación de cómo eran las comidas en el pasado, cómo son en el presente y la posible fusión.

“Esta es una de las tantas acciones que nos proponemos continuar desarrollando para trabajar de manera articulada con la comunidad jujeña”, remarcó Otero. El grupo, integrado por investigadores y becarios del INECOA, del InDyA y la UNJu, se cofnormó durante los últimos años y trabaja con el objetivo de lograr revalorizar el conjunto de prácticas y saberes tradicionales e integrarlos al conocimiento científico generado a partir de sus investigaciones.