Efecto cuarentena: aumentó en un 30% la venta de ansiolíticos y antidepresivos

Así lo confirman dirigentes del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos argentinos.

En la jornada del miércoles, el secretario general del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), Marcelo Peretta, opinó sobre la realidad del sector en medio de la pandemia de coronavirus. En una nota exclusiva con El Intransigente, el dirigente gremial brindó un panorama general sobre el aumento en las ventas de medicamentos vinculados a la salud mental. La implementación de la cuarentena contra el coronavirus agravó patologías psicológicas y emocionales.

Según los números oficiales, la venta de ansiolíticos, antidepresivos y calmantes aumentaron durante el aislamiento obligatorio. Sobre este tema en particular, el gremialista explicó: “Nosotros tenemos un 30% más de ventas, con fármacos donde incluimos ansiolíticos para calmar la ansiedad, somníferos para aducir el sueño o anti depresivos para frenar la depresión, son grandes grupo de los cinco fármacos”.

Luego agregó que se registraron muchos pedidos “porque al no haber médicos para consultar, el farmacéutico es a quien consultan”. Para Peretta: “Se ha disparado una epidemia de problemas psiquiátricos, además de los problemas metabólicos, de obesidad y relacionados que después se traducen en problemas cardiológicos”. También advirtió que la falta de actividad física tiene un impacto muy sensible sobre la salud de la población.

¿Qué pasa en la comparación con la crisis del 2001?

Por otro lado, el profesional planteó una comparación entre las patologías de la cuarentena y la crisis social del 2001. “Vemos similitudes, porque nosotros teníamos aumentados el consumo de psicofármacos“, planteó Peretta. “En ese momento donde la gente digamos cerraba su empresa, no tenía trabajo, perdía su trabajo, les reducían el sueldo”, comentó en la entrevista. En los últimos días, la UIA arregló con los sindicatos una disminución salarial en medio de la crisis económica.

Finalmente, Peretta señaló que la incertidumbre que se ve en la política tiene repercusiones en el ánimo y la salud de las personas. Al respecto, el sindicalista precisó: “La gente está viendo también que en la política hay prueba y error en este tema. No es solo acá, no es para cargar más tinta sobre la política argentina, es un fenómeno mundial, pero esto repercute”. El Gobierno debe lidiar con el efecto negativo de la pandemia y la depresión de la economía, la cual se mantiene en una profunda recesión.  

Compartir en: