Aislamiento, home office y por qué hay que vestirse en casa

Una actividad que pocos hacían hoy se impuso en todo un país

Desde que el coronavirus se convirtió en una pandemia, gran parte del mundo pasó a vivir aislados unos de otros. Así, de un momento a otro, todos comenzaron a vivir vinculados con la tecnología y desarrollando sus funciones laborales, desde casa. Puntualmente en este caso, vestirse en home office es un tema muy consultado y relevante.

Los especialistas recuerdan que más allá de que se haga teletrabajo, las personas deben levantarse de sus camas y vestirse tal cual fueran a trabajar a la oficina. Ahora, según registros oficiales, crecieron los casos de depresión, cambios de humor y peleas a causa de esto.

Los expertos recuerdan que vestirse para salir forma parte de la identidad de cada persona. El aislamiento obligatorio hizo que muchos pasaran cada día sin esta rutina de home office. Carolyn Mair, psicóloga conductista y autora de “The Psychology of Fashion” (La psicología de la moda), recordó que “el estado de ánimo y la ropa están interconectados”.

La ropa, fuera de moda

A menos que estemos desnudos, nuestra apariencia se compone principalmente de nuestra ropa. Por lo tanto, la ropa es fundamental en cómo nos perciben. A su vez, esto afecta nuestro sentido de autoestima y, en última instancia, cómo nos vemos en comparación con los demás“, remarcó.

Si bien para algunos esto no tiene la más mínima importancia, para otros el sólo hecho de vestirse es una forma de preservar un sentido de identidad y rutina. De hecho, añade la profesional, el “sentimiento de falta de control es una de las mayores causas de estrés de la vida”.

“Aceptar que hay cosas que no podemos controlar es útil y controlar lo que podemos, como vestirnos, proporciona una sensación de control”. “La ropa es una parte clave de la auto expresión y está muy vinculada al estado de ánimo. Desde la implementación de las medidas sanitarias, he notado que muchas personas abandonan sus comportamientos de aseo anteriores y adoptan su aspecto sin pestañas postizas, extensiones de cabello, uñas, etc”, concluyó.

Compartir en: