Avances en el dictado de clases: advierten sobre importantes novedades

La especialista y consultora en liderazgo e innovación educativa, Agustina Blanco, habló en exclusiva con El Intransigente.

Luego de que en la jornada de ayer, la Cámara de Diputados aprobara la implementación de la educación online, las repercusiones continúan. En ese marco, la especialista y consultora en liderazgo e innovación educativa, Agustina Blanco, habló en exclusiva con El Intransigente. Habló acerca de lo que implicará este proyecto de ley en lo que hace a los avances en el dictado de clases.

Yo creo que lo que hace esto es poner en evidencia lo que ya se venía reflexionando, y los avances que está habiendo en torno a esto. Esta situación deja en evidencia que sí, es donde tenemos que estar, y ahora creo que se va a acelerar. No es algo nuevo, no es algo que surge a partir de esto, pero si lo va a potenciar. Hay que hacer un cambio hacia la virtualidad y no solo hacia eso, sino hacia un nuevo paradigma”, opinó.

Sobre las implicancias de la aprobación parlamentaria, Agustina Blanco, señaló que “lo que hará es empujar a los actores educativos a utilizar las herramientas. Y eso a todos les permitirá entender su valor, su uso estratégico”. Acerca de la pandemia, la especialista opinó que “creo que esta cuarentena y este distanciamiento por COVID-19 demuestra la importancia que tiene la escuela como institución”.

Asimismo, analizó que “esto de completarlo con la educación en línea creo que va a ser el mensaje fuerte. Y que los maestros comiencen a formarse y a planificar juntos a través de la virtualidad va a ser una de las cosas que con más fuerza que van a quedar”. También se refirió al nivel superior como es el caso de las universidades o los terciarios. “En la educación superior sin dudas todas las instituciones van a intentar ir a modelos híbridos”, expresó.

En esa línea, agregó que “hoy lo que es educación superior, sea terciario o universitario, ya viene habiendo mucha evidencia que cuando tenés formatos donde mezclás lo presencial con lo virtual, es mejor para el aprendizaje del estudiante”. No obstante, aclaró que esto es posible “si está bien diseñado y bien planificado, y esto demuestra que las instituciones no pueden dejar la virtualidad por fuera”.

Por último, habló sobre las dificultades que deberían cubrirse. “En principio, hemos encontrado tres grandes desafíos que han encontrado las instituciones de todos los niveles. Uno fue el enorme desafío de cómo pasar de lo que era la propuesta de las clases presenciales a virtuales. El segundo gran desafío es cómo mantener el vínculo con el estudiante en la virtualidad. Y el tercer gran desafío es cómo evaluar”, finalizó.

Compartir en: