"Biblioteca puente": en qué consiste la iniciativa solidaria para ayudar a la comunidad lectora

La gran idea que tuvo una biblioteca pública en Monte Chingolo.

Desde hace tres años, la Biblioteca Pública de Monte Chingolo implementó una campaña solidaria para ayudar a sus lectores. Todo comenzó cuando unos niños llegaron al lugar para pedir zapatillas en lugar de libros. Eso fue una señal para los integrantes de la biblioteca. Ahora, la pandemia modificó nuevamente esa historia, ya que los empleados tuvieron que “reinventarse” para poder colaborar con su comunidad.

Fernando, Director de la Biblioteca y de esta iniciativa, comentó: “Como director de la Biblioteca Popular, me encargo de la coordinación cultural y políticas sociales. A partir de la experiencia del ropero comunitario de los últimos tres años, tomamos contacto con 80 familias que asistimos integralmente. Ante esta situación, nos comunicamos con Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires que nos dan asistencia de alimentos secos”.

Este no fue el único contacto que consiguieron desde la Biblioteca, sino que también mantienen una estrecha relación con clubes y personas del barrio que hacen ollas populares todas las noches. A estas personas también las asisten: “Las ayudamos con leña. Ya que 3 ollas son a leña, A estas instituciones cocinar a gas les cuesta un montón”, agregó el director. En esta iniciativa, también tienen un convenio con la Universidad de Lanús.

“Ellos tienen un predio con leña y también nos asiste en la logística, buscando las ollas y demás. Por lo tanto, hoy la Biblioteca Popular se transformó en puente: entre la necesidad de la gente, y entre las personas que están ayudando con la política alimentaria” explicó Fernando. Para esta Biblioteca Pública es un orgullo que Monte Chingolo pueda ayudar en esta situación tan crítica y sacar lo mejor de sí.

Por último, el director de la Biblioteca solidaria no se olvidó de su principal objetivo, que es la promoción de la lectura: “Aunque debido al aislamiento social las puertas estén cerradas, a través de nuestras redes sociales salimos a convocar a narradores de Monte Chingolo y Lanús, para que cuenten cuentos por videos. La lectura transforma y nos da acceso a diversos mundos. La mayor lectura que tenemos ahora es leer la realidad del otro”.

Compartir en: