Es oficial: se aprobaron las recetas médicas digitales y teleasistencia

Sucedió en la segunda sesión virtual de la Cámara de Diputados.

Finalmente, la Cámara de Diputados aprobó por amplia mayoría y con acuerdo interpartidario el proyecto de ley de recetas medicas digitales y teleasistencia. De esta manera, se le dio carácter institucional a los canales virtuales en el marco de la pandemia mundial de coronavirus. El debate parlamentario tuvo una duración de seis horas hasta que llegó el momento de la votación.

De esta forma, se consiguió validar la prescripción de medicamentos y órdenes de estudio a través de medios electrónicos. Esto será una alternativa al formato tradicional de puño y letra. Cabe recordar que el proyecto estableció que las recetas digitales deberán conservarse por un mínimo de tres años en un registro tras la dispensa del medicamento. Esta iniciativa obtuvo su aprobación de 246 votos positivos y tan solo 2 negativos.

Asimismo, se incluyó la regulación de la llamada “teleasistencia” de salud, la cual se realizará por medio de plataformas digitales. Cabe aclarar que no sólo estará permitida para profesionales médicos sino que también estará disponible para otras “artes del curar”. Con esta denominación se hizo referencia a prácticas ampliamente requeridas como la psicología y la odontología.

El titular de la comisión de Salud, Pablo Yedlin, resaltó los beneficios de las innovaciones tecnológicas que contempla la ley sancionada hoy. “La pandemia va a pasar pero esta ley de salud va a seguir siendo útil para todos los argentinos, porque seremos beneficiados adaptándonos a los nuevos desarrollos tecnológicos y generando más accesibilidad a la salud de mayor calidad”, declaró.

Proyecto de educación a distancia

Por otra parte, se aprobó proyecto de educación a distancia. Por lo tanto, quedó oficialmente habilitada este tipo de modalidad que, además, alcanzará a todos los niveles. No obstante, en la aprobación de la iniciativa se estableció que solo se podrá implementar de manera excepcional en casos que así lo ameriten. Es decir, en situaciones de pandemia, catástrofes o de fuerza mayor.

Compartir en: