¿Cómo es la situación actual de Villa Azul?

El COE analizó levantar el bloqueo de las fronteras del barrio.

El comité de Operativo de Emergencia de Villa Azul resolvió levantar el bloqueo del distrito, dispuesto por el gobierno de la provincia para contener el brote del virus. El barrio, que se encuentra entre los municipios de Quilmes y Avellaneda, había sido uno de los más afectados por el avance del coronavirus. Después de las medidas tomadas, se pudo observar una mejora de las condiciones sanitarias en las últimas dos semanas.

En total, se habían registrado 344 infectados en el barrio Villa Azul, y debido a una baja tasa de nuevos casos positivos, el COE dispuso que a partir del lunes pasarán a un aislamiento focalizado. Esta desición fue tomada en conjunto por el intendente Jorge Ferraresi de Avellaneda, y la intendente Mayra Mendoza de Quilmes. El COE analizó la situación del barrio vulnerable en las últimas dos semanas, y dijo que tras un “buen resultado del aislamiento comunitario” se evidenció una “baja tasa de contagios”.

 A partir del lunes 6 de junio, Villa Azul pasará a la fase de “Aislamiento Focalizado”, que consiste en el levantamiento del cierre de las fronteras del barrio, permitiendo el ingreso y salida a quienes trabajan fuera del distrito. El COE anunció que las personas que mantuvieron contacto estrecho con los infectados “no podrán salir de sus casas de ninguna manera”, y desde el gobierno nacional y provincial dijeron que esas familias tendrán asistencia alimentaria durante los próximos 14 días. 

El resto del barrio, tendrá a partir de ahora las condiciones de la cuarentena general decretada para el área metropolitana de Buenos Aires. Así, se flexibilizará la circulación dentro y fuera del barrio, y podrán transitar quienes sean trabajadores esenciales, siguiendo los protocolos estrictos de control sanitario y seguridad. A su vez, indicaron que habrá presencia policial en el barrio para asegurar el cumplimiento del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio de los vecinos.

Desde hace un tiempo, el gobierno de la provincia desplegó el operativo Detectar, realizando testeos masivos en los barrios vulnerables para frenar el avance del coronavirus. Villa Azul, con aproximadamente 1200 habitantes, era una de las zonas más afectadas. La semana pasada se conoció la muerte de dos vecinos de Villa Azul, quienes estaban internados con coronavirus. Se trató de un hombre de 69 años y otro de 77 años. 

Compartir en: