Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Argentina

ECONOMÍA

Argentina es uno de los países más caros para tener un trabajador en blanco pero los sueldos no alcanzan

Un estudio comparó los «costos extras» de nuestro país con los de Chile, México, Brasil, Colombia, Perú, Costa Rica, Latam y el Caribe y estamos primeros en el ranking.

<

Argentina es el país en el que resulta más caro para un empleador tener a un trabajador debido a los costos extras, es decir, no salariales, que debe abonar más allá del salario promedio, como porcentaje del sueldo neto Esas cargas incluyen contribuciones obligatorias, un 13º salario en forma de bonos, vacaciones pagas, indemnización y aviso de despido. El dato fue brindado por la organización Argentina en Datos que comparó la situación de nuestro país con la de Brasil, Colombia, Perú, Chile, México, Costa Rica, Latam y el Caribe.

De esta manera, en Argentina esos costos se encuentran un poquito más arriba del 70%, luego está Brasil que llega al 70%, seguido por Perú que se halla muy proximo a tocar ese porcentaje. En contraposición, quien posee el número más bajo es Chile que está cerca de alcanzar el 40%. Independientemente de los costos extras, los números lo que muestran también es que en Argentina los sueldos no alcanzan para vivir.

Un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), difundido a mediados de mes, detalló que en la actualidad la capacidad de consumo del empleado formal equivale a seis salarios menos que en 2017. Además, para un trabajador del Estado la disminución fue del 7,5% y para alguien que vive de la actividad informal la pérdida fue igual a 10 meses de sueldo. Esto se da en una Argentina que finalizó el 2021 con una inflación del 50,9% y que en enero de este año, tuvo un aumento de precios de 3,9%, la cifra más elevada desde abril pasado, es decir, en nueve meses.

Los planes sociales: ¿la otra cara del problema?

La gestión de Alberto Fernández firmó, el año pasado, una resolución en la que estableció que los planes sociales se convirtirían en trabajo. No obstante, parece ser que la cuestión de la ayuda económica brindada por el Estado está lejos de haberse solucionado en Argentina y un ejemplo es lo que ocurre en la provincia de Catamarca.

A mediados de febrero, Federico Alonso, asesor de la Asociación Olivícola de Catamarca, charló con Eduardo Feinmann, que conduce el ciclo Y Alguien tiene que decirlo de Radio Mitre y precisó que «la provincia de Catamarca se adhirió al decreto del presidente de la compatibilidad de los planes sociales para que puedan trabajar, nosotros le podemos dar el alta en la empresa», pero subrayó que «lamentablemente la gente descree, no le cree a la situación esta, dicen yo quiero trabajar en negro».

En consecuencia remarcó que «de los seis millones de kilos que tenemos perdemos dos millones por falta de cosecheros», ya que, según afirmó: «Cada vez son menos los profesionales que vienen a trabajar porque se quedan con los planes». «La mayoría de la gente está acostumbrada a eso, después recibe un bolsón cada quince días del puntero político», sostuvo y aseguró que «han fomentado la cultura del no trabajo».