Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
incendios

SOCIEDAD

Argentina se prende fuego: en 40 días del 2022 se duplicó la cifra de hectáreas incendiadas respecto al 2021

Las llamas no dan tregua y agravan las pérdidas, en el medio las peleas entre políticos.

<

En tan solo los 40 días que trascurrieron de este 2022 y considerando los incendios que no paran en la provincia de Corrientes, la Argentina ya duplicó el número de hectáreas arrasadas por el fuego en comparación a los daños contabilizados en todo el 2021. Unicamente en el territorio correntino, más de 5.000 hectareas fueron destruidas por las llamas.

Acorde con los datos brindados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (Snmf) a NA, hasta el 27 de enero pasado se registraban 162.425 hectáreas en total en manos del fuego. No obstante, a raíz de la fecha tomada para el reporte respecto de la cantidad de área perdida a causa de los incendios no se sumó la grave situación que atraviesa Corrientes, donde se perdieron importantes áreas de pastizales, palmares y montes como también arrozales. Los perjuicios ambientales fueron de tal magnitud que pudieron ser captados por un satélite europeo desde el espacio.

En consecuencia, la provincia del litoral ya perdió cerca del 4% de su territorio y de esa área, el 58% pertenecían a humedales, como por ejemplo, esteros, bañados, malezales y vegetación de valles aluviales; un 35% eran pastizales y el 7% restante, bosques, ya sean, nativos o cultivados, acorde con el relevamiento llevado a cabo por profesionales de la estación Corrientes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta).

Cundo las cifras del Servicio Nacional del Manejo del Fuego se actualicen con los últmos datos que dará la gestión correntina y que luego serán verificados por el Inta, los números serán más que alarmantes, debido a que, en un lapso de 40 días 681.425 hectáreas habrán quedado en manos del fuego cuando durante todo el 2021 esa cantidad había sido de 331.000 hectáreas, acorde con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

Eso significa que en un tiempo menor a dos meses, se habrá contabilizado un incremento del 105% en cuano a la cantidad de espacio quemado respecto al año pasado, que fue el lapso que reflejó las pérdidas más chicas a causa de incendios de los últimos cinco años. Si se excluye a Corrientes, según el Snmf, Chubut es la provincia con el número más alto de lugares calcinados, 80.165 hectáreas, luego está La Pampa con 32.684; San Luis con 26.701; Salta, con 7.085 y por último, Río Negro con 6.445.

Frente a este panorama, 14 provincias declararon la emergencia hídrica en sus territorios: Buenos Aires, Chaco, Chubut, Catamarca, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, San Juan, Santa Fe, La Rioja, Misiones, Tucumán y ciertas municipalidades de Córdoba. Al mismo tiempo, siete establecieron la emergencia ígnea: Chaco, Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Fe, Misiones y Catamarca. En tanto, Corrientes determinó la emergencia ígnea y agropecuaria.

En ese marco, las provincias del Noreste Argentino y las zonas que se encuentran próximas a los Esteros del Iberá son las más perjudicadas por el fuego en lo que va del año en curso. Para concluir, acerca de las causas que pueden provocar un incendio forestal se encuentran los motivos de tipo natural donde el más frecuente es la caída de rayos cuando hay tormentas eléctricas o antrópicas. Otro motivo es la acción del hombre y en este caso, el 95% incluye la actividad humana.

Gustavo Valdés versus Juan Cabandié

En medio del fuego que arrasa con el área verde en Corrientes, se desató un enfrentamiento entre el gobernador de esa provincia, Gustavo Valdés y el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, respecto a la ayuda para auxiliar al territorio del litoral. Corrientes asevera que el Gobierno le envió tarde la ayuda, pero desde Nación argumentan que fue la gestión provincial la que se retrasó en avisar la situación que estaba padeciendo.

Ayer en una entrevista a Radio 10, Cabandié aseguró que «ofrecimos ayuda el 23 de enero» y añadió que «el 30 de enero también se ofrecieron medios aéreos y dijeron que no». Lejos de quedarse callado, aremetió contra Valdés y remarcó que «no tienen brigadistas, solo tienen bomberos y éstos no están formados para incendios forestales».

Ante estas declaraciones, el gobernador correntino detalló, en su cuenta de Twitter, que la provincia dispone de 47 cuarteles de bomberos en funcionamiento y seis en formación, además de cuatro aviones hidrantes y 97 brigadas privadas que trabajan para combatir las llamas. Luego en respuesta al funcionario de Alberto Fernández, recalcó que «no es momento de discutir ni generar divisiones, sino de trabajar juntos».