Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Brasil

MUNDO

Brasil se pronunció sobre el conflicto armado en Ucrania con un gesto diplomático a Rusia

El Gobierno de Bolsonaro emitió un comunicado ayer pero no habló tras el ataque.

<

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania mantiene en vilo al mundo entero. En Latinoamérica, los distintos países de la región se pronunciaron sobre el episodio y plantearon posturas diversas. El Gobierno de Brasil que comanda Jair Bolsonaro decidió adoptar un camino similar al de la Argentina y se mostró un tanto contenido en el comunicados oficial donde evitó apuntar de lleno contra la administración rusa. 

Tanto Brasil como la Argentina adoptaron posiciones más “diplomáticas” sin exponer críticas abiertas a la decisión de Vladimir Putin de impulsar una “operación militar” en distintos puntos de Ucrania. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil aún no se pronunció ante los ataques pero publicó este miércoles una nota a la prensa en la que reafirmó la “necesidad de una solución negociada” que respete los principios de paz, informó Télam.

“Urge a todas las partes implicadas a evitar una escalada de violencia y establezcan canales de diálogo lo antes posible en un intento de abordar la situación en el territorio de forma pacífica”, enfatizó el escueto comunicado. Del mismo modo, hizo hincapié en la necesidad de respetar los principios de la Carta de las Naciones Unidas que fomenta el resguardo de la paz. 

Por otro lado, el ministerio hizo un llamamiento a que las conversaciones se basen en los Acuerdos de Minsk, firmados en 2014 por representantes de Ucrania, Rusia, la República Popular de Donetsk y la República Popular de Luhansk para poner fin a la guerra en el este de Ucrania. El embajador brasilero en Ucrania, Ronaldo Costa Filho, dijo que “el objetivo ineludible en un primer momento es un alto el fuego inmediato, con la retirada total de las tropas y el equipo militar del territorio”.

La visita a Putin

El pasado 16 de febrero Jair Bolsonaro visitó a su par ruso en Moscú en el marco de una gira en la cual el ultraderechista participó de la ofrenda floral a los soldados comunistas que derrotaron al nazismo en la Segunda Guerra Mundial. «Estoy muy feliz y honrado por esta invitación, somos solidarios con Rusia, queremos colaborar en muchas áreas como defensa, petróleo y gas, agricultura», expresó el mandatario latinoamericano.

«Los dos jefes de Estado expresaron su preocupación por el crecimiento de la inestabilidad en varias partes del mundo, comparten la opinión sobre la necesidad de resolver los conflictos por medios pacíficos y diplomáticos de conformidad con las normas del derecho internacional, incluida la Carta de la ONU», expresaron ambas partes en ese entonces sobre el conflicto en Ucrania.