Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Luis Ventura
Luis Ventura

ESPECTÁCULO

«Como si fueran los dueños»: el duro descargo de Luis Ventura sobre lo que sucedió con L-Gante

Dejó muy en claro lo que piensa.

En el ojo de la tormenta. Allí se encuentra uno de los artistas más convocantes, populares y polémicos del ambiente artístico de nuestro país en la actualidad, como es el caso de L-Gante. Fue en «Secretos Verdaderos», el ciclo que conduce Luis Ventura a través de la pantalla de América TV, donde analizaron lo que está ocurriendo con el músico.

Y es que el joven no para de dar que hablar no solo por su música, sino también por las fuertes denuncias y pelas que protagoniza desde hace algún tiempo, y donde se incluyen graves amenazas y escraches. Después de que Elian Valenzuela se negara a declarar en la causa donde está imputado por presuntas amenazas de muerte y lesiones, el periodista no se guardó nada.

«El otro día tuvo que ir a declarar a la fiscalía y se genera un incidente con algunos periodistas que estaban queriendo entrevistar a la madre. Él había entrado a hacer su declaración», comenzó señalando Luis Ventura de manera tajante, en relación a este expediente que se generó tras la denuncia que realizó uno de sus vecinos de General Rodríguez.

«Entonces quedó un entorno de amigos y representantes. Coparon el espacio y no permitían que el periodismo avanzara, como si fueran los dueños de la fiscalía. Eso, en otro momento con más periodistas, habría terminado en un verdadero escándalo porque ahí la propiedad es de la Justicia y no de nadie en particular, esas cosas hay que modificarlas», lanzó el conductor

No se guardó nada

En las últimas horas, L-Gante brindó un show en Tecnólopolis frente a 30 mil personas, donde no dudó en dirigirse hacia el público que lo fue a ver. «Me hicieron llorar. Espero que lo hayan pasado completamente de diez y que lo hayan disfrutado. Agradezco a cada uno de ustedes por el aguante y, si capaz no les gusta lo mío, por tener el valor de traer a los pibitos. La frase es: ‘Que los giles la cuenten como quieran. Si hablan bien o mal de uno no importa, total, están hablando’», disparó.