Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alemania

MUNDO

El canciller alemán se reúne con los presidentes de Ucrania y Rusia

El objetivo es dar impulso a conversaciones con Rusia en curso desde la semana pasada sobre la necesidad de evitar una guerra.

El canciller alemán Olaf Scholz visitará Ucrania y Rusia para dialogar con sus presidentes, en medio de altas tensiones entre Occidente y Moscú y de temores a una guerra. Alemania, la Unión Europea y la OTAN impondrán «duras» sanciones a Moscú de aplicación inmediata en caso de que se cumplan las predicciones de Occidente de que Moscú invadirá a Ucrania.

Scholz se reunirá este lunes en Kiev, la capital de Ucrania, con el presidente Volodimir Zelenski, y un día después será recibido en Moscú por el mandatario ruso, Vladimir Putin, como parte de intensas gestiones diplomáticas para tratar de evitar lo peor. El objetivo de estas visitas es dar impulso a conversaciones con Rusia en curso desde la semana pasada sobre la necesidad de desescalar la crisis, informó Télam.

«En caso de agresión militar contra Ucrania, que pondría en peligro su soberanía y su integridad territorial, esto conduciría a sanciones duras, que hemos preparado cuidadosamente y que podremos aplicar inmediatamente con nuestros aliados en Europa y en la OTAN», declaró Scholz.

El sábado, en una conversación telefónica de una hora de duración, el presidente estadounidense, Joe Biden, manifestó a Putin que invadir Ucrania causará «un extendido sufrimiento humano». Biden agregó que Occidente prefiere una solución diplomática pero también está «preparado para otros escenarios» y que una invasión tendrá una «respuesta decisiva, con severos costos» por parte de Estados Unidos y la OTAN, dijo la Casa Blanca.

La semana pasada, Scholz se reunió en Washington con Biden para discutir la crisis. También la semana pasada, el presidente francés, Emmanuel Macron, se reunió con Putin en Moscú y con Zelenski en Kiev para tratar de rebajar las tensiones. «Hay un peligro de un conflicto militar, una guerra en el este de Europa y Rusia tiene la responsabilidad de eso», declaró el reelecto presidente alemán Frank-Walter Steinmeier tras su reelección.