Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Anna Chiara del Boca

ESPECTÁCULO

El descargo de Anna, la hija de Andrea del Boca, tras el fallo en su contra: «Mi real libertad»

Lo hizo en sus redes sociales.

<

Todo salió a la luz en “Nosotros a la Mañana”, el programa que llevan adelante el Pollo Álvarez y Sandra Borghi a través de la pantalla de Canal Trece. El encargado de manifestarse al respecto, fue el reconocido periodista Carlos Monti, quien reveló que la jueza de la causa determinó la falta de mérito en torno a la denuncia que Anna, la hija de Andrea del Boca, realizó contra su padre, Ricardo Biasotti.

“Resuelve que los recuerdos fueron implantados y hay falta de credibilidad en los hechos, por lo que se determinó falta de mérito a la denuncia que realizó Anna Chiara del Boca. El fallo tiene una extensión de 146 páginas, se dictó la falta de mérito y para la jueza no fue suficiente la declaración de Anna Chiara. Fue denunciado por haber abusado sexualmente en forma reiterada, en al menos dos ocasiones, de Anna Chiara Biasotti del Boca; de haber exhibido desnudos frente a la nombrada damnificada en al menos dos ocasiones y de haberle suministrado material pornográfico también en dos ocasiones, por lo menos”, señaló el comunicador.

El descargo de la joven

En sus redes sociales, más precisamente en su cuenta de Instagram, ella posteó una carta muy fuerte. “Recuerdos implantados y el carecer de comprobar credibilidad que las espinas más filosas te empujen a transformar tu todo en rayitos de sol – día capicúa, 2/2/22?”, señaló en la publicación. “Mi mente es un jardín de arcoíris. Mis recuerdos están plantados. Son semillas, vueltas, flores”, sostuvo Anna Chiara.

“Mi razón la única y exclusiva sembradora. Mi memoria es una plantación de vivencias, mis pétalos forman una huertita de certeza. Hay veces que no logro escapar de mis enredos. Me dejé llevar por las espinas del resto. Respondo con hechos, pero la única sinceridad de mi vivir se echa a perder. Un marchitar gracias a discursos enmascarados y manos oscuras. Me dejé consumir por la tierra”, aseveró Anna.

“Bocas desconocidas se llenan de mí. Intencionadas a podarme, ensucia. Pero yo me riesgo a mí misma. Y el viento ya no es tormenta, solo son cosquillas. Me ayuda a cultivar y así a ramificar más y más recuerdos. Mis hojas secas se caen y con cada gota estoy más cerca del sol. Me deber no es deber. Mi néctar es la autenticidad de mis muchos colores. Mío. Propio. Me despojo de comprobar credibilidad resto, esa es mi real libertad. Y así, florezco”, sentenció.