Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Máximo Kirchner

POLÍTICA

El detrás de la pelea dentro del Frente de Todos que habría provocado la renuncia de Máximo Kirchner

Cúal fue el motivo que desató un enfrentamiento entre el líder de La Cámpora, Cristina Kirchner y Alberto Fernández.



Máximo Kirchner renunció a la jefatura del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados y su decisión llevó a preguntarse qué hay detrás. La respuesta sería una «fuerte interna» entre el líder de La Cámpora, la vicepresidenta, Cristina Kirchner y el mandatario, Alberto Fernández. Todo habría comenzado con una pelea entre Máximo y el jefe de Estado, que según sostuvo un periodista de LN+ «no sería otra cosa que la última estación, la última parada de la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner».

«Peleas, desaveniencias que comenzaron a poquito de empezado este Gobierno», aseveró el comunicador e indicó que «a partir de ahí todo empezó a andar de mal en peor entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner». En consecuencia, se preguntó que «es lo que hay detrás de esa pelea» y reveló que el motivo de la discordia es «el dinero».

«Es cómo se asignan los recursos», señaló y detalló que «si el Estado subsidiara el total de la factura de gas, cada persona debería pagar en junio, $1.094». «Con la situación actual, el subsidio es del 70,9% por lo que el monto a abonar es de $2.271» añadió. Ante esos números, afirmó que «lo que quiere Martín Guzmán (ministro de Economía) es que usted pague $3.342 por boleta de gas, de manera que el Estado terminaría pagando el 44%».

«Esta es la gran pelea», aseguró y agregó que «es lo que desestabiliza a la economía argentina y lo que termina transformándose en un problema político». Como cuarto y último escenario, precisó que «si el Estado no pusiera un solo peso, tendríamos que pagar $5.136 por factura de gas». «De la situación actual a la situación ideal, en la que el Estado no pone plata, no nos ayuda, hay un aumento del 126,16%», recalcó.

«Esta es la gran pelea porque al Estado argentino le falta plata», afirmó y puntualizó que «el Estado argentino gasta aproximadamente 2 puntos y medio del Producto Bruto Interno financiándonos la luz, el gas y el agua». «Sobre todo a quienes vivimos en la ciudad de Buenos Aires y en la zona del Gran Buenos Aires», marcó y sostuvo que «como al Estado no le alcanza tiene que imprimir dinero, tiene que tomar deuda o tiene que aumentar los impuestos para cubrir los subsidios a las facturas».

Ante ese marco, aseveró que «Guzmán quiere ir del 70,9% al 44%» en los subsidios a las tarifas, pero «el kirchnerismo no quiere eso» y recalcó que «eso era lo que estaba acordado con el Fondo Monetario Internacional«. En ese sentido, hizo hincapié en «que los números (de los subsidios) son oficiales, brindados por la Secretaría de Energía» y sin guardarse nada, afirmó que «el kirchnernismo no quiere esto (bajar los subsidios) porque lo asocia a una derrota electoral». «Considera que es lo que le pasó a Mauricio Macri» en alusión a la derrota electoral que sufrió el expresidente en el 2019″, subrayó.

¿El kirchnerismo ya intentó la baja de subisidios en las tarifas?

Debora Plager, periodista del ciclo de LN+, indicó ayer que «en los últimos meses el Gobierno comenzó a cruzar datos para intentar saber cuáles son los sectores más vulnerables que no estarían en condiciones de pagar un incremento tarifario y cuáles son aquellos sectores que eventualmente sí podrían afrontarlo» y recordó que «el kirchnerismo lo intentó hace muchos años, cuanto todavía Julio De Vido estaba como ministro de Planificación con el plan Pure».

«Ahora intentan hacerlo intimando a la gente a cambiar la titularidad de los servicios», precisó y explicó que el objetivo «es saber quién es el titular de la cuenta, si es un propietario, qué propiedad tiene, qué gastos tiene habitualmente con su tarjeta de crédito».