Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández 902

POLÍTICA

El día que Alberto Fernández criticó el proyecto K para traspasar el transporte a la Ciudad y lo censuraron

Cuando Cristina Kirchner estaba cumpliendo su segunda presidencia.

<


El Gobierno nacional busca traspasar 32 líneas de transporte a la Ciudad de Buenos Aires. Esto abrió un nuevo foco de conflicto entre las administraciones de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta. Obviamente por dinero. A partir de esta intención del Poder Ejecutivo, salió a la luz un archivo que expone al Presidente. Con Cristina Kirchner como mandataria, en 2012, Fernández criticó en una entrevista un proyecto de ella que apuntaba a lo mismo y al instante lo censuraron.

En el caso actual, se trata de la búsqueda de dejar de girar unos $14.600 millones en subsidios, que actualmente se dirigen a las líneas de colectivos que solo circulan dentro de la Ciudad de Buenos Aires. En tanto, se mantendrían los subsidios de las líneas inter jurisdiccionales, es decir, las que circulan tanto por CABA como en la provincia de Buenos Aires. Todo está a discutirse, pues, Nación convocó a la Ciudad a una audiencia.

El día que Alberto cuestionó un proyecto K similar y lo censuraron

A mediados de marzo de 2012, en plena presidencia de Cristina Kirchner, Alberto Fernández cuestionó una iniciativa kirchnerista que también apuntaba al traspaso de los medios a la Capital Federal. Fue en el canal C5N, donde al periodista Marcelo Longobardi le manifestó su descontento con la política económica, fiscal y de subsidios de la entonces jefa de la Nación.

“Pasó lo que inevitablemente iba a pasar, que muchos de nosotros veníamos planteando que estaba ocurriendo. O sea, ¿cuántas veces dijimos, y dije puntualmente, que la Argentina había perdido en cuatro años más de 40.000 millones de dólares que habían salido del sistema? En esos mismos años, a Brasil se le incorporaban 100.000 millones de dólares. Esa es la diferencia”, comenzó explicando Fernández.

En esta línea, remarcó: “Y cuántas veces explicamos que había un problema fiscal creciente como consecuencia de los gastos en subsidios, que yo en el año 2008, cuando, con Martín Lousteau, planteamos ir eliminándolos paulatinamente y salió la 125. Y nos acusaron de querer enfriar la economía. Ahora, la enfrían de un saque. Lo llamarán sintonía fina, como quiera la Presidenta. Pero es un acto enorme de ajuste fiscal”, apuntó el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner.

A partir de ello, trajo a colación la cuestión del transporte. “Todo este debate que se está dando con la Ciudad de Buenos Aires, más allá de lo incomprensible de la capacidad de gestión de (Mauricio) Macri (en ese entonces jefe de Gobierno porteño). La verdad es, ¿qué pasó? ¿Hay un ataque repentino de autonomía por Buenos Aires? O sea, repentinamente descubrieron que los subtes son de los porteños, los trenes son de los porteños, que los micros son de los porteños”, fustigó Alberto.

Y se auto respondió: “No. Lo que descubrieron es que tienen un problema fiscal enorme. El gasto público en 2003 era 23 puntos del PBI y hoy 45. Ese es el problema”. Y luego le tiró un ‘palito’ a Cristina: “Lo que pasa es que la Presidenta, en vez de explicar estas cosas, piensa que los problemas se resuelven con discursos y yo no sé a cuántos ha confundido. A mí no me confundió”, aseguró. Siete años después, aceptaría la propuesta de encabezar la lista del Frente de Todos para las elecciones presidenciales de 2019.

El momento de la censura a Fernández

Instantes después del crítico pronunciamiento de Alberto Fernández respecto a las medidas dictadas por la entonces presidenta Fernández de Kirchner en materia económica y el traspaso de los subtes a la Ciudad, entre otros temas, el programa de Longobardi fue, curiosamente, interrumpido. Ante ello, el ahora jefe de Estado denunció que hubo “censura” hacia él.

El exfuncionario fue interrumpido cuando aseguraba que “cada vez que hay algo que no le gusta a la Presidenta, se enoja con el emisor”. “Las cosas que dijo ayer sobre los dos artículos, que a mí no me gustaron, pero los que escribieron esos artículos no son merecedores de semejantes calificativos”, consideró Fernández, en alusión a los reproches de Cristina a periodistas de dos matutinos porteños.