Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
trabajo

ECONOMÍA

El Gobierno fijaría un techo salarial por abajo de la inflación: su impacto en los precios y el reclamo de los gremios

Los sindicatos ya venían reclamando por un aumento de sueldos desde el año pasado. Además, cómo impacta ese atraso en el aumento de precios.

<

La pérdida de los salarios frente a la inflación sigue siendo un problema central en la Argentina y hoy el periodista especializado en economía, Rúben Rabanal anticipó que las estimación inflacionaria «más acertada» se ubica en 57,9% y por lo tanto, en una clara crítica al Gobierno recalcó que «cómo puede pensar que los sindicatos van a aceptar una pauta salarial del 40%» que es el número que pretende el oficialismo.

Esta mañana en LN+, recalcó que las proyecciones inflacionarias se encuentran en el 50%, 60% y aclaró que «ya no son especulaciones o datos de consultoras privadas sino que está en el Relevamiento de Espectativas del Banco Central» que dice que «este año la inflación será del 55%». En ese marco adelantó que «el techo del 40% ya está quedando corto» porque «si se comparan las paritarias de marzo de este año contra marzo pasado están dando 52%».

En esa línea un colega de Rabanal explicó que «si el Gobierno le pone este techo a las paritarias, lo que hacen los empresarios es trasladar ese aumento a los precios y así es como sigue la escalada inflacionaria» y recalcó que «así se genera un ciclo que nunca termina». Por último, Rabanal hizo hincapie en que «en enero pasado hubo una revisión de paritarias» y subrayó que «se trata de algo completamente novedoso producto de la aceleración inflacionaria».

Cabe destacar que la Argentina finalizó el 2021 con un inflación del 50,9% y se ubicó así como el tercer país con los niveles inflacionarios más altos, quedando por abajo únicamente de Venezuela y del Libano que registraron una suba de precios del 686,4% y 201,1% respectivamente. Además, ese incremento tiene su mayor impacto en los valores de los alimentos y un ejemplo es el alza del 4% que tuvo la canasta básica el año pasado.

Mientras que los precios de los productos básicos subieron, los trabajadores se vieron seriamente perjudicados, ya que, todo empleado perdió un 10% de su poder adquisitivo con un salario básico que se ubica en $32.000. En consecuencia, los sueldos siempre están por debajo de la inflación. A eso hay que sumarle, que los salarios básicos, si se pasan a dólares, se encuentran igual que en el 2003, lo que significa que hace más de dos décadas que no suben y además, según un estudio de la asociación Argentina en Datos, el Gobierno de Alberto Fernández acumula la inflación más alta desde el 2003 en comparación con la gestión de Mauricio Macri y los dos períodos de Cristina Kirchner.

El reclamo de los gremios

Ya en octubre del año pasado, los sindicatos pusieron el ojo en la baja de los salarios. En una charla con la Radio Urbana Play, Luis Campos, al frente del Observatorio de Derecho Social de la CTA recalcó que hay empleados que cumplían con una jornada de trabajo de ocho horas y su sueldo no superaba los $40.000 y en consecuencia, indicó que hay rubros como la gastronomía, el comercio, textil y el de plásticos, entre otros que se encontraban «revisiones permanentes» por el aumento del salario y apertura de paritarias».