Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gabriela Michetti

POLÍTICA

Filtran audios: Gabriela Michetti pidió a la Oficina Anticorrupción que no investigue a sus amigos

La exvicepresidenta de la Nación ya había sido acusada de presionar a un exsenador por la Causa AMIA.

<


En las últimas horas se conocieron dos audios donde la exvicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, le pedía a la extitular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, que tenga un trato especial con un ‘amigo’ que estaba involucrada en una causa judicial. El antecedente similar de la número dos de Mauricio Macri con la causa AMIA y la presión del Ejecutivo macrista sobre la Justicia.

En 2017 la Oficina Anticorrupción denunció a la Anses por haber destinado 136 millones de pesos para pautar en un programa de televisión. De acuerdo a información periodística de entonces, el apuntado era el entonces gerente de prensa del organismo, Guillermo Pino, quien habría favorecido a una agencia de publicidad al hacer convocatorias «de urgencia».

Sin embargo, al momento en que la OA decidió avanzar ante la Justicia, el mencionado trabajaba para Michetti, quien de inmediato alzó el teléfono y para dejarle un pedido expreso a Alonso. “Laura, necesito que te juntes con un amigo mío, que está trabajando conmigo además. Es una persona de confianza. Lo conozco hace mucho” , comienza el audio.

“Es realmente una súper buena persona y lo embocaste en una denuncia y encima Clarín lo nombró”, le recriminó la entonces Vicepresidenta de la Nación a Alonso en el primero de los dos mensajes de voz que publicó este lunes el periodista Tomás Méndez. Y luego, llegó el pedido: “Necesitamos que te juntes con él porque la verdad es que no tiene una mierda que ver. Él, en definitiva; no, la denuncia”.

“No quiere obviamente que lo empiecen a nombrar porque la verdad es que es una injusticia absoluta”, continuó el reclamo de la Vice, y agregó: “Así que, por favor te pido, que me avises a ver si lo podés ver mañana sábado un rato, en un cafecito, o el lunes, pero lo más rápido posible”.

Tras recibir una respuesta positiva de Laura Alonso, la exnúmero dos de Macri envió otro audio agradeciendo la gentileza y esgrimiendo que se debía dar marcha atrás en la acusación porque Pino era un “ser espiritual”. “La verdad es que es el pibe más divino que yo conocí en La Tierra y es del estilo nuestro, Laura”, se oye esbozar a Michetti. 

“Él te quiere contar bien porque está viviendo una situación de angustia brutal porque no sabés la familia que tiene: dos chiquitos chiquitos y su mujer que son un amor”, continúa el audio y prepara el terreno para el argumento espiritual. “La verdad es que son un amor, pero el pibe es súper espiritual. Esos pibes que hacen todas las investigaciones de las cosas espirituales, las escuelas espirituales. Es un amor de tipo. Es como nosotras, realmente como nosotras”, insistió. 

Por último, dejó de lado los argumentos místicos y lanzó un pedido expreso a la titular del organismo desconcentrado que debe encargarse de velar por la prevención e investigación de aquellas conductas que se corruptas por parte de funcionarios públicos. “Me parece muy injusto y quería decirte que hasta que no lo veas trates en lo posible de no modificar ninguna cosa, de no profundizar o hablar de él como parte de una cosa corrupta porque no lo fue”, concluyó Michetti. 

El antecedente de la causa AMIA

Los dos audios recordaron otro caso donde la exvicepresidenta de la Nación busca influir en una causa judicial en favor de personas cercanas. En 2020 le envió un mensaje al entonces titular de la Unidad Especial de Investigación (UEI) AMIA, Mario Cimadevilla, expresando su enojo por el trato de la querella estatal con el exfiscal José Barbaccia, hombre cercano a varios popes macrista. 

“Escuchame una cosa. Estoy acá enterándome de que fue muy mal la indagatoria de José, y que los… el tema pasó por vos pero que no estás actuando como nos dijiste. ¿Me podés explicar?”, le remarcó Michetti a Cimadevilla con tono furioso por brindar la protección prometida al exfiscal que estaba sentado en el banquillo de los acusados. Tiempo después, el titular de la UEI dejó su cargo.