Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo Sylvestre

ESPECTÁCULO

Gustavo Sylvestre atacó al Poder Judicial: «La jubilación de un juez equivale a 10 salarios mínimos»

El ajuste que pide el FMI implica el recorte de algunos salarios públicos. En ese sentido, los jueces no quieren aportar a la causa y exigen un programa económico serio para pagar la deuda.

<

Gustavo Sylvestre, periodista y conductor de TV, manifestó que promover la edad jubilatoria es para aquellas personas que quieren hacerlo de manera voluntaria, pero no será un requisito obligatorio. Por otro lado, dijo que los jueces forman parte de una casta que lo único que les interesa es el dinero de su bolcillo y que no quieren resignar parte de sus jubilaciones.

«Se promueve a las personas que tienen edad jubilatoria y quieran seguir trabajando, que lo puedan hacer, pero será voluntario. No es que van a extender por ley la edad jubilatoria, eso no está previsto», sentenció Sylvestre en una editorial para Radio 10. El periodista buscó transmitir tranquilidad a los oyentes sobre los posibles «efectos secundarios» de acordar con el FMI.

«El comunicado de ayer de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional es el fiel representante  una casta, de una corporación que dice: no me toquen el bolsillo a mi. Están teniendo jubilaciones promedios de 500 mil pesos los jueces. El 93% tiene 10 veces el salario mínimo vital y móvil», insistió el exconductor de A Dos Voces.

«Pero dicen (los jueces) que sus jubilaciones no son de privilegios ¿Cómo lo quieren llamar en un país donde la gran mayoría cobra jubilaciones de 30 mil pesos? Dicen que no son privilegios», remarcó Sylvestre y agregó: «Nada dicen del lawfare, de los jueces que garantizan impunidad, de un Consejo de la Magistratura que no funciona…, de eso no dicen nada, pero sí cuando le tocan el bolsillo, ahí muestran la hilacha».

El comunicado de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional había afirmado que el régimen de jubilación de los jueces no incidía «sobre el endémico problema económico que azota a la República Argentina desde hace décadas» y que el conflicto de la decadencia es debido a «la falta de programas económicos responsables».