Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia
Foto: NA

MUNDO

Invasión de Rusia: en medio de los combates un misil alcanzó a un edificio en Kiev

En medio de los combates, un misil alcanzó a un edificio residencial en Kiev.

<

Los combates entre rusos y ucranianos se ha encrudecido. Tras el avance de las tropas de Rusia, los enfrentamientos han ido en escala. La madrugada del sábado tuvo una confrontación muy fuerte entre ambas fuerzas. Finalmente Kiev sigue en manos de Ucrania, anticipó el Presidente. Sin embargo se están viendo afectadas las construcciones civiles. Durante la confronta, un edificio fue alcanzado por un misil.

La noche del sábado, en Ucrania, fue muy violenta dentro y en las cercanías de la capital. Tal como lo había anticipado Volodímir Zelensky, el ejército ruso intentó presionar a sus pares ucranianos para terminar de hacer caer al Gobierno. Pese a todos los focos de combate, la nación agredida resistió los embates y consiguió mantener a Kiev en pie.

Mientras se dieron los cruces bélicos, un misil ruso alcanzó a un edificio civil de la capital ucraniana. No desencadenó en una tragedia ya que no había nadie dentro de la edificación. El impacto pegó justo en el medio de la torre ubicada en la ciudad principal de Ucrania. Denys Shmyhal, primer ministro ucraniano, explicó: “Hoy, un misil ruso impactó en un edificio de apartamentos en Kiev. En los últimos dos días, hospitales, jardines de infancia y orfanatos en las ciudades ucranianas han sido bombardeados».

En la misma sintonía se posicionó el ministro de Relaciones Exteriores, Dymitro Kuleba: “Kiev, nuestra ciudad espléndida y pacífica, sobrevivió otra noche bajo los ataques de las fuerzas terrestres rusas, misiles. Uno de ellos impactó en un apartamento residencial en Kiev”, posteó en su cuenta de Twitter luego del misil recibido en el lugar residencial.

Toda esta situación se dio en el marco de una afirmación que vino de Rusia y parece que no se lleva a cabo. El viernes, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, explicó mediante conferencia de prensa que no iban a atacar a civiles. En la misma dirección remarcó que la operación militar rusa está puesta en la dimisión del actual Presidente ucraniano, Volodímir Zelensky.