Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juana Repetto

ESPECTÁCULO

Juana Repetto habló de lo que está sucediendo con su hijo mayor: «Es un drama»

Se mostró realmente preocupada.

<

Lo quiso compartir con cada uno de sus seguidores. Y es que sin lugar a dudas, la vida de Juana Repetto cambió para siempre cuando se convirtió en madre, primero de Toribio, y luego de Belisario. Esta vez, fue en sus redes sociales, donde la hija de Reina Reech y Nicolás Repetto, contó lo que está pasando con su hijo mayor en cuando a la alimentación.

Esto comenzó cuando en sus historias de Instagram, habló del método BLW, el cual escogió para el más pequeño y que gira en torno a la autorregulación. Inmediatamente, habló de lo que sucede con Toribio. «Ni hablar del infante pre adolescente. Que comía verduras felizmente hasta que un día NO LE GUSTA MÁS NADAAAA! ¡Pero nada, eh!», lanzó.

«¡En nuestro caso el jardín fue una GRAN CONTRA! Conoció alimentos que no conocía, muchos de sus compañeritos se alimentan a diario con galletitas dulces y comida tipo: patitas de pollo, milanesa, fideos, hamburguesa, salchicha y esas cosas. Ahora el señor… quiere comer eso. En el cole de Toro cada uno se lleva su vianda, por lo que a pesar de que el colegio sugiere que envíen comida saludable… cada madre le manda lo que quiere», aseveró Juana Repetto.

«A nosotros nos RE perjudicó. Mismo en los cumples, comen porquerías (panchos y esas cosas) y vuelven llenos de caramelos que en casa regalamos porque Toro no consume (al menos en casa, anda a saber cuantos se lastra en el cumple a pesar de que pido que no lo haga). Lo cual es un drama cada vez que llega el momento de entregar la bolsita para regalarla. Mas allá de los ultra procesados que son pésimos para la salud y ni hablar la cantidad de azúcar, colorantes y cosas que dañan la salud integral, Toro no puede consumir por su quilombete dental», manifestó.

«Ni caramelos y chupetines que AMA y se desespera, ni galletitas dulces que por suerte no le gustan, en casa nunca hubo y no hay pero además no le gustan, salvo alguna en especial que igual no consume salvo que le robe a algún compañero en el jardín. Por eso les digo que a nosotros si nos perjudica, pues antes NO CONSUMÍA EN ABSOLUTO. Hay niños que llevan TODOS los días galletitas dulces o incluso golosinas de snacks», finalizó.