Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ernesto Tenembaum

ESPECTÁCULO

La teoría de los dos demonios: el análisis de Ernesto Tenembaum sobre Rusia y Ucrania

Alberto Fernández todavía no se pronunció con respecto al conflicto que se desató en Europa del Este.

<

Ernesto Tenembaum, periodista y conductor de radio, manifestó que el problema entre Ucrania y Rusia no es una pelea entre buenos y malos, sino que es una cuestión de intereses territoriales. En ese sentido, Tenembaum le pidió más responsabilidad a la política argentina sobre el tema y exigió a los dirigentes argentinos que definan una posición.

«Hay un problema con la prensa de los dos lados. La prensa rusa esta toda manejada por Vladimir Putin y lo que se habla en Estados Unidos también es muy malo, entonces el pueblo ruso le tiene bronca a los norteamericanos. Las cosas que cuenta la prensa estadounidense sobre Putin son espantosas y no cuenta el problema central», señaló el exconductor de TV en una editorial para radio Con Vos.

«Esto (la ausencia de objetividad de la prensa) genera un problema de falta de confianza absoluta y en el medio hay armas nucleares. A mí lo que más me preocupa es la palabra nuclear, pero también la escalada de desconfianza», explicó Tenembaum preocupado por el impacto mundial que puede desencadenar una guerra en la actualidad.

«En Argentina hay un debate sobre cómo se tiene que parar el país y es muy notable. Juntos por el Cambio pase lo que pase dicen que hay que estar con Estados Unidos. La realidad es que están todos esperando a ver qué pasa, no es que Alberto no se defina respecto al tema, no se define nadie, porque nadie quiere quedar mal con Rusia y con Estados Unidos», insistió el exconductor de Palabras más, palabras menos.

«Hay que ser prudente, pensar cada paso. Prefiero la declaración de Cancillería que es una cuestión de esperar un poquito más antes de definirse», concluyó Tenembaum pidiendo mesura y equilibrio en la política argentina con respecto al conflicto entre Rusia y Ucrania. Por ahora, todo indica que ambos países dirimirán sus problemas de forma bélica.