Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Jubilaciones y pensiones

ECONOMÍA

Las jubilaciones aumentan en marzo pero seguirán muy por debajo de la inflación

Se evalúa un incremento del 12,28% en, por lo menos, los haberes mínimos.

La directora del Anses, Fernanda Raverta, anunció un nuevo aumento del 12,28% en las jubilaciones a partir del mes de marzo. Aunque esta suba se complemente con la de diciembre, que también fue de ese monto aproximado, la jubilación en Argentina cada vez queda más atrás de la realidad. A pesar de que la titular del organismo festejó la duplicación de las jubilaciones en estos años de gestión kirchnerista, seguirán muy por debajo de la inflación.

“Cuando nosotros llegamos, la jubilación estaba en $14.000 y ahora está en $32.630”, argumentó Raverta en C5N. “Faltan aumentos durante este año y van sumándose para recuperar el tiempo perdido y ganarle a la inflación”. Así, no se guardó chicanas con respecto al Gobierno de Mauricio Macri, al cual lo culpó por la depreciación del salario jubilatorio y por la pérdida de su valor en dólares.

“Podemos decir que los jubilados le ganaron a la inflación y ahora, con este 12,28%, vamos en la misma dirección, en la de ganarle a la inflación para empezar a recuperar esos 20 puntos que se perdieron en el gobierno anterior”, indicó, a pesar de que las proyecciones que realizan las consultoras estiman un 4% de inflación solamente en el mes de enero.

¿De verdad le ganan a la inflación?

Los números reales arrojan otros resultados. Hoy en día, resulta casi imposible vivir solo con $32.630, ya que solo el alquiler consume, al menos, el 60% de ese monto sin contar expensas ni servicios. Por otro lado, la canasta básica se elevó un 4% el año pasado, pero los salarios, tanto jubilatorios como no, no corrieron con la misma suerte. De esta forma, resulta reduccionista pensar que la jubilación le gana a la inflación si los aumentos están en todos lados.

Al mismo tiempo, la expectativa que tiene el Gobierno de Alberto Fernández con la inflación del 40% se está quedando atrás. Según especialistas, como el economista Rubén Rabanal, la estimación inflacionaria se ubicaría en un 57,9%, por no nombrar el piso del 60%. «Ya no son especulaciones o datos de consultoras privadas sino que está en el Relevamiento de Expectativas del Banco Central» que dice que «este año la inflación será del 55%», comunicó.

Durante diciembre, el anuncio por la suba de las jubilaciones tampoco fue bien recibida por los ciudadanos. Tal como se hizo aquí, el Gobierno festejó el “logro” por ganarle a la inflación, a pesar de que muchas personas en las redes sociales expresaron que ese monto no solo no les alcanza para vivir, sino que está por debajo de la línea de pobreza.

Situación de los trabajadores

Con respecto a los trabajadores de Argentina, la situación económica tampoco es la mejor. Según un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, se determinó que gran parte de la población bajó severamente su nivel de consumo, sobre todo de productos que integran la base de la pirámide nutricional, como la carne, los lácteos y ciertas frutas y verduras.

Además, aunque los salarios de los trabajadores formales sí le ganaron a la inflación, el poder adquisitivo de estos disminuyó notablemente.  El análisis confirmó que, en la actualidad, el poder de compra del empleado registrado equivale a seis salarios menos que en 2017. Aunque en diciembre se compensó esa brecha, a nivel interanual la pérdida fue mucho mayor.

El caso de los trabajadores informales, es decir, aquellos que trabajan en el sector privado sin estar registrados o los que realizan “changas” (vendedores ambulantes, emprendedores autónomos, etc.) tuvieron serios problemas para enfrentar los aumentos. Según el Indec, sus sueldos estuvieron un 17% atrás de lo que fue la inflación.

Por lo tanto, queda por esperar si las promesas de Fernanda Raverta sobre la recuperación económica de los jubilados se cumple. Hasta el momento, los Precios Cuidados en la carne no tuvieron los resultados esperados por la Secretaría de Comercio Interior, pese a los controles en los supermercados. Habrá que ver si se puede mantener esta promesa o si el jubilado seguirá cobrando un monto por debajo de la línea de pobreza.