Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Soledad Acuña

SOCIEDAD

Más problemas para Soledad Acuña: una persona resultó herida por caerse parte del techo de una escuela porteña

Ocurrió durante el primer día de clases. Los padres del colegio denuncian desinversión.

<

El papá de una alumna abanderada del Instituto Félix Fernando Bernasconi resultó herido en la cabeza al caerse parte del techo de la escuela. Rápidamente, los demás padres iniciaron un pedido al Gobierno de la Ciudad y a la ministra de Educación, Soledad Acuña, para que solucione de manera urgente los problemas edilicios que la institución tiene hace años. En el primer día de clases, ya se hizo notar el problema y consecuencia de la falta de mantenimiento.

“Hoy se cayeron pedazos de mampostería de la pared y lastimaron a un papá en el inicio de clases. También estuvieron sin agua durante toda la jornada. $4.200 mill en pauta. $1.400 mill en infraestructura escolar. Más de 50.000 chicos sin vacante”, expuso el periodista Fabian Waldman en su cuenta de Twitter, al también adjuntar los pedazos de mampostería que se desprendieron y lastimaron al hombre.

Según detallaron, el suceso ocurrió a las 13.30, en el acceso al patio que se ubica a metros de la entrada al Instituto, sobre la calle Cátulo Castillo. La comunidad educativa reclama hace años un mantenimiento «a fondo» de las instalaciones fundadas en 1929 en el barrio de Parque Patricios. En 2012, la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires ya había señalado problemas edilicios en el Bernasconi, entre ellos, puertas de hierro en mal estado, puertas de madera con fisuras, baldosas faltantes, revoques rotos, manchas de humedad y falta de pintura.

La única solución que encontraron para evitar más situaciones así es la instalación de vallas para no caminar debajo del friso del techo. A raíz de esto, los padres escribieron un petitorio a la ministra de Educación porteña. Sin embargo, los trabajadores del histórico colegio decidieron no firmar por temor a futuras represalias por parte de las autoridades.

Reclamo de las familias

“Como edificio histórico (MHN Decreto Nro 756/2009), requiere trabajos continuos de mantenimiento. Hace muchos años que hay problemas edilicios que se solucionan por partes (si es que lo hacen) o espacios que dejan de usarse en lugar de repararse. Las molduras decorativas de todo el establecimiento son parte fundamental de aquello que requiere un trabajo continuo de mantenimiento, tal como se realiza en todos los edificios de esta antigüedad”, sostiene el escrito.

Luego, responsabilizaron de manera directa al GCBA y pidieron una solución urgente. “El GCBA es responsable legal por el mantenimiento preventivo y correctivo de este edificio, tal como lo establece la propia normativa de edificación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y por lo tanto responsable de todo daño a la salud humana que se produzca por la desatención de su deterioro”, precisaron. 

Edificio histórico, problemas históricos

La institución también fue noticia por una serie de cuestiones que reflejan el recorte presupuestario, la desatención y la privatización. Cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño, el Instituto Bernasconi sufrió la falta de vacantes (tal como sucede actualmente), por lo que el Gobierno de la Ciudad decidió instalar “aulas container” para albergar a los alumnos del jardín de infantes.

Otro intento de atropello fue el deseo de privatizar el museo de Ciencias Naturales del colegio, en el año 2010, el cual fue fundado por Rosario Vera Peñaloza. Durante ese periodo, padres, alumnos, exalumnos y miembros de la institución hicieron un abrazo simbólico para defender la educación pública y para reclamar por más presupuesto estatal.

Causas y consecuencias de la desinversión

El 8 de febrero, la UTE denunció al Gobierno porteño por la explosión de un tablero eléctrico en la Escuela 8 del distrito 6to, mientras un obrero instalaba paneles solares. En consecuencia, este sufrió quemaduras de segundo grado en su cuerpo. Desde la organización sindical, dejaron asentado que se viene reclamando “desde hace años por problemas eléctricos y el mal estado de las aulas y en lugar de resolverlos se estaban instalando paneles solares».

Agustín Claus, especialista en Planeamiento y Economía de la Educación de FLACSO analizó el recorte presupuestario que hace años viene manteniendo el Gobierno.  “Entre 2018 y 2019, se redujo al mínimo del 1,2 por ciento en 2019. Este año implicó alcanzar el mínimo histórico para proyectar incrementarse al doble, dos por ciento para el año 2021″. De esta manera, se pasó del 36% de 2011 al 26% en 2021, 10 puntos por debajo.

Acorde a un informe de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, presentado en 2021, el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no realizó el mantenimiento necesario en el 85% de las escuelas. En 114 edificios educativos públicos, es decir el 14,50% del total, los controles de la instalación eléctrica no se cumplieron durante 2020. Tampoco se realizaron controles de plagas, reemplazo de vidrios rotos y limpieza general, según el auditor Lisandro Teszkiewicz.