Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

SOCIEDAD

Narcotráfico en Argentina: por qué el crimen está tan normalizado en el país

Hubo más de 80 internaciones por cocaína adulterada. Al menos tres personas volvieron a consumir y fueron trasladados por segunda vez a urgencias.

El drama del narcotráfico en Argentina es un tema más que conocido a nivel social, pero esta última semana, con los decesos e internaciones por consumo de droga mezclada con fentanilo, se reabrió el debate sobre la complicidad de los poderes y cómo deben intervenir las leyes. Una de las preguntas que surgieron fue acerca de por qué este tipo de crimen está tan normalizado en el país, a pesar de la existencia de brigadas especializadas y supuestos controles en las rutas.

El psiquiatra Jorge Rocco analizó en LN+ las cinco complicidades en cinco estructuras, las cuales tres involucran los distintos tipos de poderes, mientras que las otras dos corresponden a los verdaderos perjudicados: la familia y el adicto. “Primero la política, que construye leyes blandas; después toda la estructura jurídica, dentro de los fiscales federales y jueces federales. La tercera pata son las fuerzas de seguridad: prefectura, gendarmería, policía”. Así, el médico destacó cómo estas estructuras fueron influenciadas por los narcotraficantes, ya sea por medio de sobornos o favores.

Aunque reconoció las políticas preventivas contra las drogas durante los gobiernos de Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, señaló el estado de abandono de la Secretaría para la prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) cuando Rafael Bielsa fue titular, entre 2011 y 2013. “Estuvo 6 meses sin pagarles a las comunidades”, indicó.

“Los narcos eligen si se va presentar según el juez de turno, porque ellos saben el valor que tiene el juez”, comentó con respecto a los patrimonios que ostentan varios jueces y políticos, y que muchas veces no pueden justificar. También puntualizó en la falla del ciclo preventivo para el resto de los crímenes que se cometen, debido a que un delincuente, según su experiencia como psiquiatra, se droga antes de realizar un robo.

¿Reducción de daños o tolerancia cero?

Por otro lado, habló sobre las opciones para luchar contra el narcotráfico: la reducción de daños, que consiste en ayudar y asistir a la persona en su consumo sin que caiga a la delincuencia, o la tolerancia cero. Sobre esto, el psiquiatra se inclinó por la primera posibilidad: “Si yo te enseño a usar un revólver, tal vez no lo utilices para matar gente y que lo tenga simplemente como una defensa. Si vos lo querés tener ahí, in situ, está bien”.

De los countries a las villas

En tercera instancia, habló sobre por qué los narcos se instalan donde no hay dinero y en zonas empobrecidas como la Puerta 8. “Vos para hacer la cocina para transformar la cocaína en lo que sería el clorhidrato, tenés que tener un montón de precursores químicos. Hasta el año 2005, que no había una ley, los precursores salían para Bolivia y Perú como si vos vendieras agua mineral. Los centros de producción latinoamericanos hacían la cocina y la traían acá”.

“Si vos eras una petroquímica que vendías etanol 200 litros, y veías que se la habían vendido a la ferretería de la esquina, ¿200 litros de etanol para una ferretería? Estaba clarito que estaban haciendo algo transgresor, ese es el narcotráfico”. Al no conseguir materia prima porque cambió la legislación, estos cocineros se trasladaron a Argentina, “que es fácilmente corrompible”. 

Así, Jorge Rocco culminó diciendo que los delincuentes empezaron a reclutar mano de obra barata para producir y vender, esto es los “soldaditos” o los chicos expuestos a la vulnerabilidad. Al momento de empezar a consumir, el psiquiatra sostuvo que los narcos enseñan a estas personas a producir: “Salen de los countries y lo empiezan a instalar en las villas”, explicó.