Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Karina La Princesita

ESPECTÁCULO

«No la estoy pasando para nada bien»: el mensaje de Karina la Princesita que causó preocupación

Se expresó delante de sus seguidores.

<

Se quiso manifestar en sus redes sociales, más precisamente en las historias de su cuenta de Instagram. Y es que nadie puede poner en duda que Karina La Princesita es una de las cantantes más destacadas de la movida tropical, siendo parte en los últimos años de exitosos programas de la televisión nacional, como fue el caso del Cantando 2020 y de La Academia, ambos emitidos por Canal Trece.

Sin embargo, en las últimas horas, la ex de El Polaco encendió todas las alarmas por lo que contó delante de sus seguidores, donde dejó muy en claro que no la está pasando bien. «Creo que no soy de abrirme demasiado, pero a veces me cuesta estar bien. Soy una persona que se siente por momentos muy triste y en este momento no la estoy pasando para nada bien», comentó.

«Pero mi hija y cantar me salvaron la vida. Y no vengan con que hay gente que está peor, porque la mente de cada uno es un mundo y yo siento que muchas cosas que viví son injustas. Por eso, me cuesta mucho a veces sentirme bien. Verles la cara al cantar me hace sentir especial por un instante, cosa que no siempre pasa; gracias por eso. Y a quienes me hacen tanto daño, ojalá que la vida se encargue de ustedes también», afirmó Karina La Princesita.

Duro relato

Fue Mónica Cuello, su madre, quien meses atrás habló de la dura infancia de sus hijos en medio de una entrevista con Ángel de Brito. «Me apuntaba con un revólver en la cabeza y le decía a mis hijos: ’bueno, decidan, ¿la mato o no la mato?´, y ellos lloraban, eran muy chiquititos. Son cosas que son grosas para una criatura», señaló haciendo referencia al padre de la cantante.

«Después me culpé mucho tiempo porque no salí antes, pero bueno, la violencia de género trae eso de que te dicen que no servís para nada. Al principio se armaban las discusiones, pero después cuando veía los golpes me quedaba muda. Eran piñas, patadas en el piso. No podía entender cómo una persona que decía que me amaba, me hacía eso», reveló.