Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Net TV

ESPECTÁCULO

«No me animaba»: Carla Conte se confesó en el programa de radio de Andy Kusnetzoff

La conductora compartió detalles de su decisión.

Como todos los días, Andy Kusnetzoff llegó a Radio Urbana Play para llevar adelante una nueva emisión de Perros de la Calle. Ayer, el conductor recibió a Carla Conte, que está viviendo un gran momento, tanto personal como profesional. Sin embargo, durante la charla, la actriz se animó a hacer una confesión frente a todos los oyentes.

Al comenzar la charla con Carla Conte, Andy Kusnetzoff contó que, fuera del aire, la vio y quería hacer un comentario sobre el pelo. «Me acuerdo que fue un tema por toda esta deconstrucción con las canas. Hablé con ella de eso en PH y la vi mil veces, pero recién la vi y está buenísimo el color, más allá de que no tendría que ser un tema», expresó el conductor.

Sin dudarlo, la invitada afirmó: «A mí me encanta. Históricamente me han gustado las mujeres con canas. Es lo que hay, pero me gusta, porque si no me gustara me teñiría». A lo que Sofía Martínez le consultó por qué no lo hizo antes si le gustaba, y Carla contó que «quería hacer la transición, pero me era imposible. Porque esto lleva tiempo y punto, el pelo tiene que crecer, no hay otra forma».

«Si fuese chaboncito me lo cortaba el pelo cortito y listo, y siendo mujer también lo podía hacer, pero no tenía los ovarios para hacer eso. Tampoco para enfrentar la transición al aire, en ese momento no me animaba», confesó la conductora de América TV. Entonces contó que tomó la decisión de hacer la transición cuando se quedó sin trabajo antes de la pandemia, y aprovechó el estar encerrada para dejar crecer el pelo.

Rápidamente, Andy le consultó: «¿Y qué te encontraste? ¿Hay algo más profundo o es solo un color?». Sin dudarlo, la invitada confesó: «A mí me parecía que estaba naciendo una mujer nueva, a mí me emocionaba todo eso que iba apareciendo. Y cuando lo empecé a contar en las redes, lo que pasó estuvo buenísimo también. Porque, como yo, había millones de minas en todos lados que estaban en la misma, que aprovecharon la situación de estar guardadas para hacer la transición».