Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Catamarca

SOCIEDAD

Peligra la cosecha: preocupación en Catamarca por falta de trabajadores del campo

Aseguran que nadie quiere trabajar porque temen de perder el subsidio del Gobierno.

<

En la provincia de Catamarca hay una severa preocupación por la falta de personal para la cosecha de aceitunas. Desde la asociación olivícola catamarqueña denuncian que es porque la gente no quiere perder los planes sociales que otorga el Gobierno nacional. La alerta por parte de los dueños de los campos es cada día más fuerte. Se estima que se podría perder el 30% de la producción por no la negación de las personas a realizar el trabajo.

Federico Alonso, representante de la asociación olivícola catamarqueña, contó la desesperación que están teniendo en los campos donde hay aceitunas: «Esto se desmadró y se le dio planes a todo el mundo. La gente tiene solucionado todo porque el puntero político lleva el bolsón, le dan tarjeta alimentar, etcétera», expresó en el programa de Eduardo Feinmann en LN+.

«El que sabe trabajar en el olivo gana $5000 por día. Se trabaja de lunes a viernes y una persona podría ganar $80 mil por mes. Acá damos todo para que la gente tenga las comodidades. Vienen de las provincias aledañas», añadió el referente. Al mismo tiempo aseguró que, a pesar de ofrecer todas las herramientas, las personas se niegan a aceptar la propuesta de trabajo.

Federico Alonso explicó cómo son las ayudas económicas del Estado: «La gente no quiere trabajar porque tienen varios planes. Tienen planes nacionales, provinciales y municipales», subrayó. «Una familia que junta todos los planes que da Nación, provincia, la municipalidad, no junta menos de 60 o 50 mil pesos por mes», añadió para explicar por qué la gente no se desespera por conseguir empleo en el campo.

«El Gobierno nacional logró un acuerdo con los productores olivícolas para que la gente no pierda los planes cuando trabajan en la cosecha de aceitunas«, reconoció Alonso. A pesar de la concordancia con la máxima autoridad, concluyó: «Acá se contrata en blanco y la gente tiene temor de perder los planes».