Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
subsidios

POLÍTICA

«Por no votar a Alberto y Cristina»: el castigo político detrás de la quita de subsidios a colectivos en la Ciudad

En Juntos por el Cambio sostienen una idea de por qué quieren quitarle el subsidio a los colectivos.

<


El Gobierno nacional le avisó a la Ciudad de Buenos Aires que está planeando quitarle los subsidios a los colectivos que sólo transitan por el área porteña. En su fundamento, desde Casa Rosada aseguran que será para repartir el dinero de forma equitativa en todas la provincias. Esto no cayó nada bien en Juntos por el Cambio, donde sostienen que es un castigo a los porteños por ser un bastión antiperonista.

El secretario de Transporte nacional, Diego Giuliano, confirmó que se sentará a dialogar con las autoridades porteñas para acordar la quita de $13.000 millones en subsidios al transporte. Desde Nación justifican que el Gobierno de la Ciudad deberá hacerse responsable de los colectivos que circulan exclusivamente en su jurisdicción. Giuliano fundamentó que quiere hacer más igualitarios y federales los subsidios al transporte.

Tras la confirmación del Secretario de Transporte, las repercusiones en el frente opositor llegaron rápidamente. La primera que se hizo eco fue María Eugenia Vidal. La diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires disparó en LN+: “Si hay que dar una discusión de transporte, hay que darla en un marco racional y tiene que terminar con un acuerdo y una ley. No puede ser una decisión intempestiva, castigando a los porteños por lo que votan”.

Alejandro Finocchiario, diputado nacional de Juntos por el Cambio, también efectuó opinión sobre el tema: «Como pasó con la coparticipación, se castiga a una provincia que tiene las cuentas ordenadas. Entonces el Gobierno nacional te saca la plata y después te dice que no tenés para pagarle a los maestros y a los médicos», explicó el exministro de Educación.

A través de su Twitter, Waldo Wolff reflexionó ante la quita de los subsidios al transporte: «La Ciudad destina más de 25 mil millones en subsidios, incluyendo las 32 líneas de colectivo que circulan. Este avance, así como la quita de coparticipación, es simplemente un castigo a los porteños por no haber votado a Alberto y Cristina Fernández. Ya nadie les cree», posteó.