Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Generación Zoe

SOCIEDAD

‘Prófugo’: dónde está Leonardo Cositorto, el líder de la Generación Zoe buscado por la Justicia

Habló su abogado Miguel Ángel Pierri.

<

El último viernes la Justicia de Córdoba ordenó la detención del financista Leonardo Cositorto, titular de la empresa Generación Zoe y acusado de ser la cabeza de la red de estafa piramidal más grande de Argentina. Tras lanzar el pedido de captura, se conoció que el hombre estaba fuera del país y en las últimas horas se lo ubicó en la región del Caribe. Mientras tanto, su abogado Miguel Ángel Pierri considera que “no está prófugo”. 

«Cositorto se encuentra en el exterior y tiene contacto permanente con sus defensores» aseguró el abogado defensor del CEO de Generación ZOE, en declaraciones a la TV Pública este lunes. Tanto Cositorto como al menos otros seis integrantes del ‘Holding’ están imputados por los delitos por estafa y asociación ilícita.

Si bien en un principio desde el entorno de Cositorto precisaron que estaba en Colombia, donde planifica abrir una nueva sede de su empresa e incluso forjó vínculos con la política, en las últimas horas lo vincularon a otro punto geográfico. De acuerdo a trascendidos judiciales, el acusado se habría trasladado a  República Dominicana, país que no tiene convenios de extradición automática con la Argentina.

En medio de los intentos de la Justicia por encontrarlo y detenerlo, el titular lanzó un video en sus redes sociales en búsqueda de respaldo de sus seguidores. “Estamos en un proceso de reestructuración interna, rediseño de ofertas como cualquier compañía, más en una situación donde llevamos casi 46 días, de manera consecutiva, donde ciertos grupos empresariales y mediáticos han empezado una campaña de desprestigio hacia a mi persona y hacia la organización”, dijo.

Asimismo, en las últimas Pierri se encargó de hacer el raid mediático para respaldar a su defendido y no brindó detalles sobre dónde se encuentra. “Hablo constantemente con él, no está en la Argentina y no puedo decir dónde está. Yo me comunico con él”, dijo en declaraciones a LN+ y negó la estafa: “De ninguna manera. Puede haber renegociaciones de plazos, pero yo puedo asegurar que acá van a haber respuestas”.

Avance de la Justicia

El último viernes La fiscal Juliana Companys, a cargo de la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno de Villa María, en la provincia de Córdoba, procedió con las detenciones de, al menos, 6 personas, y elevó pedidos de captura internacional para Cositorto, quien se encuentra prófugo hasta el momento

. De acuerdo a la investigación judicial, la orden de detención pesa, además de Cositorto, para Maximiliano Batista, Claudio Javier Álvarez, Silvia Rosa Fermani, Silvina Verónica Belonio, Silvio Eduardo Yame, Ivana Analía Álvarez y Florencia Álvarez, todos integrantes de Zoe. 

Antes de la definición de la Justicia de Córdoba, Cositorto había sido imputado por el fiscal Eduardo Taiano por presunta estafa, movimiento que impulsó la investigación sobre un tema del que se venía debatiendo desde mediados del 2021. El fiscal decidió avanzar a raíz de la denuncia de un particular ante el Ministerio Publico Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

Según detalla el documento , se acusa a la empresa Generación Zoe de presunta estafa y defraudación económica al fisco, porque “bajo una fachada de un supuesto culto y una falsa universidad […] ofrece(ría) titulados en criptomonedas y coaching”.El modus operandi del esquema ‘Ponzi’  comparte similitudes con las estafas piramidales: se firma un contrato a cambio de los servicios de coaching y las personas que se suman con aporte de dólares reciben una renta mensual supuestamente «asegurada» y con buenos valores de negocio.

Por ejemplo, una persona realiza un aporte de u$s2.000, los cuales quedan inmovilizados por un año. A cambio, recibe un 7,5% en dólares cada mes, lo que sería la rentabilidad del negocio. Por otro lado, la ganancia puede crecer si esa persona incorpora dos, tres o más «inversionistas» a dicha red. A pesar de las acusaciones en su contra, Cositorto y algunos de sus seguidores continúan la defensa férrea de la iniciativa mientras que un importante números de personas que depositaron fondos buscan recuperarlos.