Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River
Twitter de River Plate.

RIVER PLATE

¿Qué pasó? Dos jugadores de River salieron con molestias físicas en el partido ante Unión

Ambos encendieron las alarmas en el Millonario.

<

En la noche del sábado 12 de febrero, River fue derrotado en condición de visitante por Unión en el debut de la Copa de la Liga. Sorpresivamente, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo no pudo imponerse en el estadio 15 de abril y con un gol de penal -el cual fue muy polémico- fueron vencidos por el Tatengue. Para el pesar del Muñeco, dos jugadores del plantel salieron tocados físicamente.

Marcelo Gallardo puso una formación algo novedosa ante Unión. Utilizó cinco volantes y un solo delantero, Julián Álvarez, para innovar en cuanto a la táctica. Sin embargo no pudo imponer el juego al que nos tiene acostumbrados. El Tatengue fue más en muchas ocasiones y supo romper líneas para incomodar constantemente al Millonario. Por ende, terminó llevándose los tres puntos en su casa.

Juan Fernando Quintero y Nicolás De La Cruz fueron titulares. El uruguayo volvió después de varios meses sin poder jugar a causa de una lesión. Por otra parte, el colombiano disputó varios minutos del encuentro pero sin mucho brillo. Lamentablemente para ambos, debieron salir y colocarse hielo en sus rodillas ya que tuvieron dolencias físicas. Si bien no es algo grave, se encendieron las alarmas en Núñez.

Juanfer Quintero siempre fue un jugador de segundos tiempos en River. Marcelo Gallardo lo utilizaba siempre en la segunda mitad y rendía de gran manera. Sin embargo, esta vez estuvo desde el arranque y no estuvo demasiado lúcido. Lo mismo ocurre con De La Cruz, quien no tuvo demasiado rodaje en los últimos meses y debe volver a acostumbrarse a ser titular en un plantel tan intenso como el de River.

La palabra del Muñeco

Quintero terminó bien físicamente pero no está para jugar los 90 minutos. Él y Barco están para 30, 40 o 60, depende del partido”, dijo muy reflexivo el Muñeco. Sin duda él conoce más que nadie a sus futbolistas y lo que pueden rendir. Ambos estuvieron parados algunas semanas en sus clubes anteriores y les va a costar el nuevo ritmo de un equipo como el del Muñeco Gallardo.