Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Schulman

POLÍTICA

Renunció el dirigente kirchnerista que agredió a una empleada: quién será su reemplazo

Se había tomado licencia por tiempo indeterminado, pero tomó la decisión luego de las críticas de otros militantes por los derechos humanos.





banner

José Ernesto Schulman, quien hasta el día de ayer fuera el titular de la Liga de Derechos Humanos, renunció luego de conocerse su agresión a una empleada de la terminal de Santa Clara. De esta manera, el organismo integrado por militantes del kirchnerismo desplazó al dirigente y puso, como nuevo reemplazo, a Iris Pereyra de Avellaneda, quien estuvo detenida junto a su hijo durante la última dictadura militar.

“La dirección nacional de la Liga Argentina por los Derechos Humanos hace saber que José Schulman presentó su renuncia a la presidencia de la institución. Se decidió aceptar la renuncia al cargo, repudiar el hecho que él protagonizó y manifestar la solidaridad de la Liga con la trabajadora agredida. En consecuencia, asume el cargo de presidenta la vicepresidenta, Iris Pereyra de Avellaneda”, comunicó el organismo en su página oficial.

¿Quién es Iris Pereyra de Avellaneda?

Iris Pereyra de Avellaneda es madre de Floreal “el Negrito” Avellaneda, la víctima más joven de los “vuelos de la muerte”. Contaba con 15 años cuando fue encerrado junto a ella en el centro clandestino de Campo de Mayo. Era estudiante secundario y militante de la Federación Juvenil Comunista cuando fue secuestrado el 15 de abril de 1976 en Munro, provincia de Buenos Aires, Su padre era delegado sindical en la fábrica metalúrgica de Tensa y militante del Partido Comunista. 

«Ahí nos torturaron, a mí y al ‘Negrito’. Me pasaron picana mientras escuchaba las cosas que le hacían a mi hijo. Me ataron en una columna, y ahí escuché la voz del ‘Negrito’ por última vez. ‘Mamá, deciles que papá se escapó’, me alcanzó a decir», relató ella el año pasado, a 45 años de su secuestro. «Lo secuestraron, desapareció, lo arrojaron al Río y luego su cuerpo volvió a desaparecer. Los registros que databan su ingreso al cementerio norte de Montevideo fueron borrados».

Con 82 años y más de la mitad de su vida luchando por Justicia por su hijo y por los desaparecidos durante el Golpe de Estado de 1976, Pereyra de Avellaneda pasó a encabezar la Liga luego de que personalidades como Estela de Carlotto repudiara la acción de José Ernesto Schulman y su intento de justificación por ser “discapacitado motriz”.

Entre repudios y silencios

«Ante el hecho de violencia de género del cual fue víctima una trabajadora de la terminal de colectivos de la ciudad de Santa Clara del Mar, los Organismos de Derechos Humanos abajo firmantes manifestamos nuestra más absoluta solidaridad con la empleada agredida tanto física como verbal y psicológicamente», comienza el texto publicado por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, el CELS y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Sin embargo, llamó la atención el silencio que mantuvieron funcionarias feministas, como la ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, y la titular del Inadi, Victoria Donda. Desde sectores opositores, señalaron incluso la hipocresía de su postura, ya que, de haberse tratado de una persona con ideología opuesta, hubiesen salido inmediatamente contra el maltrato.