Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rodrigo Lussich
Rodrigo Lussich

ESPECTÁCULO

Rodrigo Lussich consiguió otro trabajo mientras espera por su debut en El Trece

El conductor comenzó el año con todo en su faceta laboral.

<

Rodrigo Lussich vive un año sensacional en el plano profesional. Es que el conductor logró pegar recientemente el salto a El Trece luego de lo que significó su magnífico paso por «Intrusos». Como si su nueva apuesta televisiva fuera poco, el presentador uruguayo consiguió otro trabajo mientras espera por su debut en marzo en el canal del solcito. De esta forma, Lussich volverá a realizar otra de sus pasiones: la radio.

«#Radios2022 Desde el lunes 14 de febrero @rodrigolussich vuelve a @popradio1015 con el programa #ATR. El periodista estará acompañado por @LuGurchenco, @Pichustraneo67, @MarianoOjeda_ y @drromerook. Lunes a viernes de 16 a 19″, rezaba la información que retuiteó en Twitter el periodista Pablo Montagna. De esta forma, Lussich tendrá un 2022 cargadísimo a pura radio y televisión.

Sin dudas, será una revancha en la radiofonía para el conductor uruguayo. Es que el presentador no se fue bien el año pasado de Radio FM 103.1 La Uno: «No me bajé ni por capricho ni por conducir Intrusos. La verdad es más compleja. En 25 años de carrera me pasó una cosa igual. Soy un profesional y he dejado programas de televisión como conductor para defender proyectos de radio. Pero no permito que me digan lo que tengo o no que decir al aire. Ni trabajar en condiciones paupérrimas», precisó en aquel momento.

«Mucho menos acepto que no se respeten cláusulas contractuales previas que no se cumplieron. Dejé un proyecto en otra radio casi firmado para embarcarme en éste y no planto programas por capricho. Podría decir más pero me lo reservo. Compañeras como @LuGurchenco pueden dar fe de situaciones vividas. No necesito esperar meses para darme cuenta de la forma de trabajar de alguna gente», agregó Lussich, quien tuvo una pésima experiencia.

«Invertí dinero propio inclusive en contenido y ni siquiera sé si cobraré algún día. No dejo ´agujeros´ en programación. Pero mis convicciones están muy claras. Y son irrenunciables; inclusive a costa de lo que salgan a decir de mi o pretendan ensuciarme. No todo da lo mismo ni es a cualquier precio. El pan amargo no lo merece nadie. Guardé riguroso silencio por respeto a mis compañeros y porque estas cuestiones se litigan en otros ámbitos», concluyó el exconductor de «Intrusos».