Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Lanús

SOCIEDAD

Se hizo viral: el desahogo de la chica que fue a una peluquería de Lanús para teñirse y se quedó sin pelo

El hecho derivó en una causa judicial por la falta de profesionalismo de la empleada.

<

Una chica de 15 años se iba a arreglar el pelo para su festejo, pero en la peluquería le hicieron un tratamiento que la dejó prácticamente sin cabello. El hecho que se hizo viral sucedió en un local de Lanús y ahora, la víctima denunció a su colorista por negligencia en el Juzgado Civil y Comercial por Daños y Perjuicios ¿Cuál fue la causa del desenlace fatal en el cuero cabelludo de Sheila?

«Hace un año atras me empece a decolorar el pelo para llegar al rulo que tenía y esta peluquera que se llama Patricia Paz, solamente me tenía que teñir las raices para seguir manteniendolo de acá a dos meses que iba a ser mi fiesta de 15. Yo con ella voy hace cuatro meses, me decoloró dos veces bien, pero esta vez no», señaló la damnificada en una entrevista para Todo Noticias.

Leo Rey, estilista, dio su opinión sobre el asunto y afirmó: «Primero la calidad del producto, la preparación del producto y el tiempo de exposición. Siempre que trabajamos con químicos hay un tiempo necesario que cada cabeza puede llevar, porque sino se puede desensibilizar el cabello. Lo que pasó es que el tiempo de exposición fue mayor».

«Por eso es muy importante estar cerca de la persona que estás decolorando, porque vas mirando si va tomando y a veces hay que hacer dos o tres decoloraciones llevandolo de a poco. No son todos los cabellos iguales, hay algunos que son muy sensibles», comentó Rey y agregó: «El producto va levantando temperatura y va trabajando sobre el cuero cabelludo y obviamente eso dañó la fibra capilar. Por suerte a ella le va a empezar a crecer el pelo y no va a tener ninguna secuela».

«Me empezó a colocar el decolorante y en frente mio había un balcon con una persiana que daba luz para que ella viera. El hilo de la persiana se cortó y la persiana se cayó, entonces ella trató de arreglarla y pasó como 30 minutos. Entonces, le avise, pero me dijo que faltaba más tiempo. Después de una hora y media me dijo que terminaba de fumar y me lo sacaba. Pasó dos horas», explicó la víctima, Sheila.